E-Book que leo: Adolfo Mazariegos. ” Un lugar igual… pero distinto”.

Comenté hace unos días en Facebook que me había comprado una Tablet, a ver si por fin las nuevas tecnologías y yo tenemos el buen gusto de llevarnos bien.

Principalmente, aparte de otras prestaciones que ando descubriendo, lo he hecho para leer libros en otro formato distinto al papel. Y poderles comentar también libros un poco al margen de esas listas – y tontas- oficialísimas que circulan por ahí. Ya aviso que seguiré la misma norma que con lo impreso: diré igual lo que me gusta y lo que no me gusta. Y seguiré leyendo aquello que llame mi atención.

Y he empezado con un libro de relatos que me ha entretenido. No tengo idea de quién es el autor, salvo que es de Guatemala.

Adolfo Mazariegos ha publicado en este formato e-book un libro entretenido: un lugar igual… pero distinto, se titula. Son diez relatos en los que siempre se juega con la distorsión espacio-tiempo, personas que aparecen en lugares diferentes a donde creían estar, o en tiempos alejados del actual, o situaciones en las que se cuela un elemento extraño a la realidad habitual. Son cuentos breves de final abrupto; Mazariegos no se preocupa en ninguno de dar un sentido lógico a la narración; se limita a narrarla dejando al lector en ocasiones con la impresión de precipicio final. De lenguaje sencillo, a veces llevando al lector hacia divagaciones externas a la acción digamos principal.

A mí me ha entretenido. Como reparo quizá algunos tópicos del lenguaje, y algún tema muy manido, en por ejemplo el cuento “Valentina en Berlín”. Y un exceso de truculencia innecesaria en “la mujer congelada”, que remite a Lovecraft y que a mí subjetivamente me sobró en el relato.

El libro está en las plataformas habituales para e-book.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en E-book que leo.. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a E-Book que leo: Adolfo Mazariegos. ” Un lugar igual… pero distinto”.

  1. Al final, llevo tiempo diciéndolo, el libro es lo que cuenta, lo que está escrito, no el soporte donde lo leemos. Todo es cuestión de irse acostumbrando e ir descubriendo. Convivirán todos los soportes, y el libro, en cuanto que objeto, perdurará cuando además del contenido sea menester una edición bien cuidada.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.