Emily Dickinson . “El viento comenzó a mecer la hierba”.

Antes de ahora no había leído a la Dickinson. Ahora lo hago con estos poemas editados por Nórdica, y tan bellamente dibujados por Kike de la Rubia.

El título subjetivamente me gustaba antes de leerlos. El viento comenzó a mecer la hierba; que es el título de uno de sus poemas.

Tengo una idea muy difusa de esta escritora: sé que permaneció la mayor parte del tiempo recluida en casa y que tuvo relación epistolar con grandes escritores de su época, así como que murió a los 36 años, si no recuerdo mal.

Cuando digo difusa, quiero decir que no conozco demasiado de otras obras suyas, es decir, que la he leído digamos como “exenta” de su contexto. Ya sé que la Red está plagada de poemas y noticias sobre ella, pero he preferido escribir esto con lo que yo sé y lo que he leído.

Y me ha parecido un libro de poemas de una sensibilidad exquisita. Con un interés por lo cotidiano, las pequeñas cosas que nos ayudan a vivir y una visualización de la naturaleza propia de pintor o dibujante.

Dikinson se detiene en lo fugaz para hacerlo permanecer, mira con detalle el transcurso del tiempo, se pregunta por la muerte y se da respuestas curiosas; tiene un poema en el que viene a señalar que cuando muera esperará a los que lleguen. Es curiosa su aceptación del mundo, su perspicacia con lo nimio, su amor por el detalle.

Me gusta su lenguaje tan lleno de metáforas bellísimas; compara el viento con un canto arrebatado de colibríes, por ejemplo. Me ha gustado verla entender la lluvia, el trueno, los trigales al sol.

He disfrutado mucho este pequeño libro; arropado además como decía por unos dibujos magníficos; realistas y sugerentes, evocadores e intimistas.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Emily Dickinson . “El viento comenzó a mecer la hierba”.

  1. Chelo dijo:

    Este invierno lei algo de Emily Dickinson y me pareció una poeta dificil de entender precisamente por todas esas metáforas que utiliza y que a veces no se captan en una primera lectura, eso sí cuando reeles sus poemas se disfrutan mucho.

    Un saludo

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.