La singularidad narrativa. “Caleidoscopia” de Francisco Javier Guerrero.

Caleidoscopia, de Francisco Javier Guerrero, editada por Adeshoras, es una excelente novela breve con estructura de relatos cortos.

Si se lee de forma superficial, y con estos libros que no hacen ruido suele pasar, se puede decir que estos relatos guardan alguna relación entre sí y que van “progresando tomando personajes de los anteriores”. Y así cumplir la crítica y entender poco.

Caleidoscopia es una novela. Con inicio-un hecho trágico en un café- y desenlace- en el mismo café y del estilo que llamamos de “final abierto”. Y es una novela que demuestra que la estructura del relato puede directamente bombardear todas las ideas previsibles de los críticos sobre la forma de narrar.

Cada capítulo de esta singularísima y originalísima novela avanza en una idea que es el núcleo de ella: la circularidad y el juego de espejos. El cómo acciones y hechos desencadenan otras acciones, entrecruzando vidas y así consecuencias.

Es por tanto una novela de raíces borgianas, pero también de un realismo mágico evidente; en su desarrollo y en lenguaje. Hay una atmósfera en toda ella de sueño, de onirismo, de regreso y retorno; de mundo mítico al cabo, a pesar de que lo que se describa sea a veces en extremo sencillo.

Yo creo que es un gran libro. Sinceramente. Y que debería tener un poquito más de atención entre lectores y críticos.

Para que no tengan la excusa del “a ver si me hago con él”, tan socorrido,  que luego nunca cumplimos, les pongo facilito el enlace para comprar esta novela.

Me lo van a agradecer.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La singularidad narrativa. “Caleidoscopia” de Francisco Javier Guerrero.

  1. Bueno, pues te he hecho caso del todo, pero del todo. Me has convencido.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.