“El cielo de Lima” de Juan Gómez Bárcena.

Termino El cielo de Lima, de Juan Gómez Bárcena.

La novela es original en el tema; recrea la vida de los dos aspirantes a poetas que tomaron el pelo a Juan Ramón Jiménez haciéndole creer en la existencia de una joven limeña para conseguir un poema dedicado, y a la cual “mataron”.

Vamos a ver si yo me sé explicar, porque la novela está bien, es original en su asunto, juega muy bien con la metaliteratura y el propio concepto de novela, y a pesar de eso a mí me parece fallida. No digo que no me haya gustado; sí me ha gustado, si se puede usar ese término, digo que me parece que tiene un defecto que me la inhabilita.

El problema es la anécdota en sí. Es decir: Gómez Bárcena juega con la anécdota para recrear una ficción pero no va más lejos de la anécdota. Puestos  a hacer ficción, me pregunto por qué no inventar otra más allá de la realidad de los hechos. Por qué no dotar a la novela de otro modo de desarrollarse la realidad. Por qué no ser más arriesgado.  Esto en cuanto al contenido temático.

La novela tiene meandros de interés. Tiene “zonas” narrativas- capítulos- en los que  éste decae; el autor se ciñe otra vez a lo que “pasó” y debe inventar lo que sucede durante el tiempo de espera  entre carta y carta; y en ciertos capítulos el discurso se vuelve repetido, reiterativo, haciendo digresiones sobre cosas que ya se nos han dicho, volviéndose filosófico y añadiendo poco al texto. En otros es cierto que toma altura y la narración vuelve a  interesar, por ejemplo la descripción de las fiestas de alta sociedad, y la narración de la huelga de estibadores- una de las páginas más logradas-, y en ellas hay verdaderos matices de descripción psicológica de caracteres: mucho más que cuando el autor toma el tono omnisciente del “pensaban, son…” etc.

Recrea muy bien un ambiente: el de la clase alta peruana a primeros de siglo, y los contrapuestos de los lugares de diversión de eso que se podría llamar la “bohemia”, bohemia que en muchos casos no es más que el jugar a pobres de niños pijos aspirantes a escritores. Esos dos mundos están muy bien descritos.

Yo tengo la sensación al acabarla que Gómez Bárcena ha querido crear una metanovela partiendo de la metaliteratura –de la anécdota-  y aunque ha conseguido interesar no ha terminado de atreverse con el riesgo final: inventar otro destino a sus protagonistas principales: Georgina y Juan Ramón.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a “El cielo de Lima” de Juan Gómez Bárcena.

  1. Después de leerte, dan ganas de leerla.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.