“Nos vemos allá arriba” de Pierre Lemaitre. Al estilo del folletín.

Nos vemos allá arriba de Pierre Lemaitre, editada por Salamandra y Premio Goncourt 2013, podría haber sido una excelente novela.

Decir primero que es una buena novela que pierde su interés a partir de aproximadamente la página 270.

Vamos a ver, la novela cuenta la historia de Albert y Edouard, dos combatientes de la primera guerra mundial que por una circunstancia trágica, uno salva la vida al otro, después de ésta viven juntos.

Lo hacen porque Edouard ha salvado la vida a Albert y el primero ha quedado completamente desfigurado por la explosión de un obús.

Naturalmente no es esto sólo lo que relata, sino una serie de complejas relaciones entre ambos y varios personajes más que irán tomando protagonismo en el relato.

Entre las cosas que cuenta el hecho central es la forma de sobrevivir de unos y otros después. La estafa que planea Edouard, las relaciones políticas miserables de su padre, los entresijos financieros y políticos de una época bastante miserable.

La novela responde exactamente y sin desviarse ni un pelo, ni por equivocación, a los patrones de novela clásica de aventuras con final masticado. Hay hasta un epílogo en el que se nos explica al detalle cómo acabó cada personaje. Vaya a ser que tengamos imaginación y pensemos otra cosa.

Digo que es una buena novela para el lector común porque tiene todos esos ingredientes que el lector habitual busca en las novelas: dosis de aventura, tragedia, humor, personajes muy buenos, buenísimos y muy malos malísimos, y una intriga: una estafa escandalosa que “sacude” los cimientos del “patriotismo”.

El lector empieza bien, y sigue al pobre Albert y su compañero monstruito por los vericuetos donde Lemaitre los lleva. Y se interesa por sus devenires. Pero ocurre que llegado un momento los acontecimientos empiezan a sucederse –valga la expresión- “cogidos por los pelos”; como si Lemaitre quisiera estirar la historia y acumulara hechos, relaciones, e historias colaterales. Y se pierde así la perspectiva digamos general del relato para descender a las relaciones entre personajes, a lo malos que son unos y lo buenísimos que son otros, y tenemos que leer casi cien páginas más de asuntos traídos a contra mano, porque da la impresión- o me la da a mí como lectora- que el autor quiere inflar el volumen de la novela.

 Ahora bien, yo me pregunto qué añade este libro a la narrativa. Porque a mí me ha recordado a los novelones del siglo XIX, a los que parece seguir a piñón fijo: inicio, desarrollo, climax y desenlace con epílogo. Nos lo sirven en bandeja de plata: sabe bien y nos lo comemos.

Otra cosa es que aporte algo nuevo en estructura, en temática y en estilo: eso no.

No aporta nada.

Pero gustará.

Ustedes mismos.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a “Nos vemos allá arriba” de Pierre Lemaitre. Al estilo del folletín.

  1. Coincido plenamente. El capítulo primero me pareció excelente, creo que me llegó a deslumbrar. Y luego baja el interés ‘literario’; sin embargo el interés del lector que se ha ido enfrascando en la lectura no decrece.

    Me gusta

  2. catherine dijo:

    No lo he leído y me confirmas que tengo muchos otros libros que leer.
    Lees muchos libros franceses, Alena. De Emmanuel Carrère he leído los más recientes, menos el que acaba de publicar, y me gustan mucho. Una semana en la nieve no lo conozco, tampoco la película de Claude Miller con este mismo título.

    Me gusta

  3. alenar dijo:

    Es curioso, hay dos tipos de literatura a las que me suelo sentir bastante cercana; la francesa y la centro europea. Mucho más que la literatura hispanoamericana, que, pensándolo, leo en mucha menor medida. No sé a qué puede deberse, quizá hay una afinidad inconsciente, una especie de “espacio común” cultural que me las acerca.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.