“El Balcón en Invierno” de Luis Landero. Testimonio.

Esto no es una reseña. Aviso desde el inicio para que los puristas que opinan que hay que sacar los conocimientos  filológicos a pasear para hacerlas, dejen de leer ya.

Lo que vengo a contar es que esta tarde, a primera hora he terminado de leer El balcón en invierno, de Luis Landero y me ha parecido un libro magnífico.

Y me lo ha parecido por tres razones muy sencillas, de esas que entendemos los lectores/as comunes y corrientes.

Primera, que escribe sobre hechos que nos llegan porque nos son cercanos.

Segunda. Que lo que cuenta lo cuenta en un lenguaje absolutamente sencillo, natural, sin pedanterías y que además está lleno de ternura.

Y tercera. Que su historia nos acerca a una realidad que una gran parte de españoles/as de este país vivieron como propia: la de los perdedores anónimos. Esas gentes que ni siquiera sabían que eran perdedores y que se pasaron la vida como dice el propio autor “trabajando como bestias” y perdiendo los pocos sueños que tuvieron en el camino. Deseando que sus hijos los cumplieran y así verse como restaurados en su vida.

Este libro de Landero son sus recuerdos, sí; pero cualquiera de nosotros sabe de esos recuerdos, por amigos, familia, o por sí mismo. Y esos recuerdos son testimonio.

De vida. De desesperanza. De sueños rotos.

Léanlo si no lo han hecho. Magnífico libro.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a “El Balcón en Invierno” de Luis Landero. Testimonio.

  1. No es que no quiera leer el post, el que no quiero que me influya en el libro que estoy a punto de empezar.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.