“Colgados del Suelo” de Ramón Betancor. Interpretando lo inventado.

Hoy hace un año un mes y tres días que yo hacía aquí una entusiasmada reseña de la primera novela de Ramón Betancor.

Un escritor al que yo no conocía de nada y al que fui a escuchar en su presentación en Madrid.

De entonces ahora ha llovido, y ha cambiado algo: Ramón Betancor  y yo somos Amigos. Lo digo así para que se sepa desde el principio de leer esta reseña, porque normalmente eso se oculta como si fuera una maldición sobre la crítica.

Bien. Pues sí, el señor Betancor y yo, somos muy Amigos. Hale hop. Y a quien le jorobe que se rasque.

Y cuando empecé a leer su segunda novela,  Colgados del Suelo, que es la que vengo a comentar, tenía yo mis miedos: miedo a que no me gustara tanto, miedo a leer sin objetividad.

Porque Ramón Betancor sabe que si no me hubiera gustado su novela lo hubiera dicho con la misma franqueza.

Bueno, pues a mí me ha entusiasmado su novela: por razones estrictamente literarias y sin pensar mientras leía que ese señor es Amigo mío.

Les cuento.

Colgados del Suelo forma parte de un saga de tres libros en los que se plantea hasta dónde puede llegar el ser humano por conseguir triunfar en el Arte. La  primera novela nos cuenta la historia de Mario Rojas, la segunda, ésta, lo que pasó “después” de la ausencia de Mario, y la tercera vendrá a explicarnos qué pasó antes; cómo empezó esa trama del Clan robador de Almas y por qué sucedieron las cosas así.

Esta segunda novela tiene un estilo de Thriller cinematográfico; capítulos muy cortos que van adelantando la acción y proponiéndole al lector una nueva intriga al final de cada uno de ellos, al estilo de las novelas que salían por capítulos en los periódicos- cuando todavía los periódicos daban importancia a la literatura, claro-.  Es en esta ocasión la historia de  Julia , la hija de Ray, y Miguel, el hermano de Mario Rojas, la que se ve envuelta en una catarata de hechos intrigantes que deberán ir resolviendo…hasta el final ( y el final no se lo voy a contar).

Eso en cuanto a la trama.

Lo que sucede es que para narrar esto y que el lector advierta una obra literariamente de calidad hay que tener la suficiente técnica:

Para orientar al lector y que no se pierda: a través de pinceladas, de referencias al pasado, de diálogos de los personajes que aclaran de modo natural.

Y para saber usar un lenguaje de metanovela: me explicaré: el lenguaje de Ramón Betancor es muy sencillo, muy “de la calle” en teoría; sin embargo nos cambia el registro con cada personaje y además nos da al menos cuatro pinceladas metaliterarias que al lector avisado le advierten de dónde debe situarse; una de ellas en la página 14: “mi escritor preferido fue siempre Mario Rojas”. Es decir: un personaje que el lector de la novela sabe que es ficción, la primera en la página 13: ” …quienes como yo solo somos capaces de interpretar lo inventado” Y aquí entramos de lleno en el verdadero significado de esta trilogía: la reflexión que atraviesa los dos primeros libros a veces sin ser explícita de hasta qué punto la ficción puede convertirse en un juego trágico; hasta dónde el deseo de triunfar como artista puede dinamitar hasta la ficción.

Para mí la reflexión acerca de los motivos, causas, razones que llevan a justificar las actitudes de los Ladrones de Almas, como se les llama en la novela, es el verdadero núcleo de esta historia; cómo puede alguien perder cualquier referencia moral por conseguir el Reconocimiento y el Prestigio: “ La realidad tiene millones de caras. Millones de ojos. Algunos viven la suya como pueden, otros como deben, y , los más, como creen deber[…] los que no vivimos en guiones no somos perfectos y, sobre todo, nuestros finales no son casi nunca felices”. Esta frase de la página 260 podría resumir esta novela; de intriga, sí, de misterio, sí, metaliteraria, sí, pero además profundamente filosófica sobre el Arte.

Me alegra  poder, después de un año y un mes, volverme a entusiasmar y decirles a ustedes que lean Colgados del Suelo, de Ramón Betancor, editada por Baile del Sol: porque además de que es mi Amigo, es un magnífico Escritor.

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.