Silvia Sánchez Rog. El divertirse escribiendo.

Tengo al acabar este libro, el señor de  Cuenca que pulsó el botón y desapareció y otras historias, de Silvia Sánchez Rog, la sensación de que la autora de estos cuentos se lo pasa pipa escribiendo.

No la conozco, y no conozco su editorial, Amarante. Alguien en redes dio un “me gusta” a su evento de presentación, a mí me chocó el título y lo compré en formato e-book. Lo hago así cuando desconozco a quien escribe y no sé si realmente me va a gustar.

Bueno, pues me ha encantado. Les cuento: resulta que estos relatos son del género que suele llamarse de “ciencia ficción”, y allí nos encontramos con gentes que pueden conocer sus distintas vidas posibles a través del teléfono, a personas que se transportan a otra dimensión desde la ducha del cuarto de baño, a clones de seres humanos que toman decisiones por si mismos, a inmortales a quienes les estafan, a tostadoras demasiado inteligentes, a personas que desdoblan sus vidas para vivir otra…y así siguiendo.

Todo esto se cuenta de una manera absolutamente despreocupada; me explicaré: quiero decir que la autora cuenta una historia como si fuera lo más natural del mundo y si nos sorprendemos allá nosotros. Por eso en la mayoría de los cuentos no hay lo que técnicamente se llama “un desenlace”, sino una  posibilidad abierta de que el cuento siga su desarrollo después de acabar nosotros de leer.

Con un lenguaje del común, nada artificioso, muy divertido, planteando situaciones muy visuales que hacen soltar la carcajada, y en otros planteándonos también preguntas sin la menor moralina, estos cuentos son pura frescura y originalidad. Por eso decía al principio que me parece que la autora se lo ha pasado pipa escribiendo; se le nota una despreocupación absoluta por la pedantería, por el estilo, o mejor dicho: por lo que los demás vayamos a decir de lo que escribe; ella escribe y lo hace de perlas.

Me gustaría mucho que leyeran ustedes este libro: es corto, es divertido, es refrescante y está muy bien escrito; además de ser absolutamente coherente literariamente hablando; es decir, que dentro de las situaciones que plantean los acontecimientos entran en lo verosímil con total naturalidad y además hay una tensión narrativa perfectamente estructurada en ellos.

Mi enhorabuena a Silvia: ojala tenga muchísima suerte en este mundillo literario tan injusto a veces.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Silvia Sánchez Rog. El divertirse escribiendo.

  1. No es poco que alguien se divierta escribiendo y el lector pueda participar de ello

    Me gusta

  2. Gracias Alena, por tu comentario. Me llegó a “google alerts” y por eso lo he descubierto. Me encanta saber que transmite exactamente lo que deseaba mientras lo escribía. Y sí, tienes razón, disfruté en el camino. Muchas gracias de nuevo, esto hace que todo el esfuerzo merezca la pena. Un abrazo. Silvia.

    Me gusta

  3. alenar dijo:

    Un placer leerte,Silvia. Gracias a ti por pasarte por el blog. Bienvenida.
    Espero leer otros libros tuyos y animo a mis lectores/as a hacerlo. Un abrazo.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.