Marsé y los juicios de valor. La biografía de Josep María Cuenca.

He leído estos días la biografía de Marsé que ha publicado Anagrama. Su autor es Josep María Cuenca.

Vaya por delante que es un libro muy entretenido al que yo le encuentro muchísimos peros.

Para entendernos: esta es la “biografía autorizada” de Marsé en la que ha intervenido Marsé. Marsé y todos los datos de  tutilimundi que conoce, conoció, trató y escribe o recibió cartas y etcéteras de Marsé.

La obra intenta contar  la vida del escritor paso a paso ofreciendo una catarata de datos.  Muchos de ellos muy interesantes.

Los primeros siete capítulos contextualizan a Marsé en su tiempo, nos hablan de sus orígenes, de su familia, de sus comienzos literarios, de su despegue en su andadura. Guardan aún un tono de explicación y relato interesante y ameno.

A partir del capítulo siete- ocho, la biografía se convierte en una versión en papel couché del Hola.

A través de documentos, nos enteramos de todas, toditas las polémicas que ha tenido, tiene y tendrá Marsé, de a quién a puesto a caldo, y de quién le ha puesto a parir, de los insultos, fobias y filias, con documentación incluida.

Esto, que no estaría mal para conocer mucho mejor al personaje- y a la persona- se cae por la base cada vez que el biógrafo ante cualquier hecho nimio en el que Marsé sale mal parado, interviene para darle la razón, volver del revés los hechos que se cuentan y hacerle quedar como un santo varón, eso sí, “ que no se casa con nadie”.

A mi me pasa que me gusta tener mi propia opinión sobre lo que leo: cada vez que Cuenca empieza a “opinar” y a sentar cátedra con juicios morales me parece que le está haciendo un flaco favor a su biografiado y además tomando por idiotas a los lectores/as: es decir: ustedes han leído esto, pero ahora voy yo y les explico lo que tienen que pensar. Va a ser que no.

La biografía es interesante y descubre a un Marsé muy contradictorio. Que empezó con una enorme inseguridad en sí mismo, y que a medida que le creció la fama se le fue olvidando de dónde viene. Esto no es ni bueno ni malo, pero es algo que se ve a través de la lectura del libro.

Por otro lado, también en los últimos capítulos, el biógrafo empieza a “soltar” datos del tipo “en tal año publicó tal, le dieron el premio tal, estuvo en”; como si la cosa empezara a devenir en lista de “merecimientos y aptitudes”; y cansa.

Por resumir, yo creo que es una biografía desigual; muy interesante en un tercio de ella, excesivamente hagiográfica y pelotillera cada vez que intervienen los juicios del autor, interesantísima en documentación, y absolutamente desoladora en estilo narrativo.

Ustedes mismos.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Marsé y los juicios de valor. La biografía de Josep María Cuenca.

  1. Cada día tengo más claro que las biografías escritas a contemporáneos vivos, si son autorizadas, tienen estas cosas o peores… La aparente facilidad de tener a mano al protagonista, en realidad es una dificultad.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.