Paseos y guías turísticas. “Paseos por Berlín” de Franz Hessel.

Errata Naturae publica Paseos por Berlín, de Franz Hessel; un buen libro que yo no he terminado y me explicaré.

Franz Hessel era un flaneur, es decir, un observador, un paseante que observa, aparte de un escritor, naturalmente.  Nació en 1880 y murió en 1941, la contrasolapilla nos dice que fue poeta, narrador y traductor. Amigo de Walter Benjamin al que por lo visto influyó en su escritura, en este libro situado después de la primera guerra mundial, lo que hace es contarnos a su modo Berlín.

Leí también a medias un libro de Benjamin en el mismo estilo, y me ha vuelto a pasar lo que con aquel. Es decir, que he encontrado un estilo elegante, meticuloso a la hora de describir, enumerativo, y a la vez muy reiterativo en la forma de contar. Con el mismo resultado que con el otro libro que digo: que a ratos me parecía estar leyendo una guía turística.

El libro, dividido al modo tradicional en capítulos con su título, incide en diversos aspectos de la ciudad: los diferentes barrios, los oficios, los grandes establecimientos comerciales, los monumentos, las viejas casas señoriales y, esto, que podría acercarnos a Berlín en su diversidad, sin embargo se cuenta como si estuviéramos subidos en autocar turístico sin poder bajar de él. De hecho el capítulo más largo del libro semeja una excursión de ese estilo, haciéndose cansino y sin el menor interés una vez se llevan diez o doce páginas.

Sólo en algunos “tramos” de los recorridos de Hessel encuentro vida, encuentro narración de lo descrito; encuentro por así decir cercanía: cuando nos cuenta la visita a una dama anciana que vive en una casa señorial y nos describe la casa con sus abalorios, bibelot, muebles antiguos, porque le sirve – esta descripción- para reflejar un estilo de vida. El resto de artículos no me han parecido así, me terminan resultado fríos, sin lograr un ambiente de ciudad vivida, sino simplemente vista a vista de pájaro.

Por eso digo que es un buen libro; de calidad, bien narrado, con estilo minucioso y detallista, ofreciendo distintos aspectos de Berlín, y a la vez yo no lo he terminado porque se repite, enumera demasiado sin descender al detalle que pueda acercar el alma de la ciudad, y a veces me parecía estar delante de uno de esos guías que me impiden acercarme a las callejas porque debo contemplar el monumento.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.