Sonia Aldama. ” Cuarto solo”. La exactitud del hueco.

Hay una aparente sequedad expresiva en los poemas de Sonia Aldama que podrían llevar a equivocar este poemario, Cuarto solo , editado por Aflora Libros.

Sonia Aldama es absolutamente minimalista a la hora de expresarse. Hasta el punto de llevar al lector a la aparente paradoja de tener que detenerse ante la brevedad para leer justamente lo que no se dice.

Hay una elaborada consciencia de lo que sobra en el poema. Como si siempre estuviera a punto de decirse y nos dejara en la frontera para que lo interpretemos.

No es poesía fácil, aunque también en apariencia lo parezca.

Sonia Aldama lo que nos está relatando es –al menos en mi criterio- justamente el hueco donde no se encuentran los cuerpos, ni el amor, ni la permanencia.  Y es, resulta muy complicado llegar a definir precisamente ese hueco. Creo que por eso el titulo ; cuarto solo; cuarto vacío.

Que además se contempla desde fuera: “como un jardín indescifrable que se desvanece lento”.

Todos los signos-símbolos que aparecen en este poemario- flores, agua, luna, jardines- están “fuera”; inaprensibles. Como el deseo, el sexo, el amor, o la compañía: “ desierto de palabras”, “ letras que no supe descifrar”, “vocales desnudas”…

El ser que narra los símbolos no es habitado por ellos. Solo los contempla. Los busca, los rodea, los invoca, los llama, “ gritos…que no se atrevieron a escribir”.

Construido el poemario con sentido del ritmo, cadencia y musicalidad, a base de versos que marcan cesuras, o que repiten estructuras sintácticas, con un lenguaje lírico evidente, lleno de metáforas, metonimias, epítetos sorprendentes ( “ rezos cobardes”) personificaciones llenas de belleza ( “ y ocho flores duermen/hasta habitar despiertas/cada noche en tu jardín.”), imágenes llenas de lirismo ( “luz deshecha en quietud”), o comparaciones tan bellas como “ tu fuego arde como llama bailarina”, Sonia Aldama nos lleva por un paisaje interior habitado de ausencia, que busca, siempre busca; como esos “pies que continúan valientes su camino”.

No sabe el lector si encontrarán descanso, pero el camino de la Poesía desde luego que sí.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Sonia Aldama. ” Cuarto solo”. La exactitud del hueco.

  1. El camino de la poesía, nada menos… Esto es una tentación.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.