James Salter. “la última noche”

Acabo de terminar de leer La última noche, de James Salter. Un conjunto de relatos bastante irregular en mi criterio personal.

Los relatos de Salter siempre remiten a los mismos temas: seres profundamente infelices a los que el autor simplemente retrata en un momento de sus vidas, en algo determinado.

No me parecen irregulares ni por los temas ni por el tono, ni siquiera por el lenguaje, tan recortado que en ocasiones simplemente es un testificar actos o sucesos. Me parecen así porque en ellos no advierto que lo que se cuenta sea algo digno de llamar la atención del lector; quiero decir: se presenta a unos personajes- Salter es autor de personajes- viviendo algo determinado; se nos hace ver que esos personajes se llevan fatal, o se engañan- la obsesión de Salter con los engaños de pareja da la impresión de ser algo más que un mero recurso literario, parece una fijación con el adulterio- y cuando se ha leído el relato estamos en un bucle, porque la cosa sigue igual, no ha afectado lo que sucede a los protagonistas, que siguen siendo infelicísimos. El único hecho que cambia es que se separan.

A lo que voy es que al acabar una no puede evitar irse a lo particular y preguntarse qué tal se habrá llevado este pobre con sus amores reales.

Perdonen la ironía.

El libro, ya en serio, es muy discretito literariamente hablando.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.