Ida Fink. No callar la memoria. “Un pedacito de tiempo y otros relatos”.

Zbarazh es una ciudad hoy ucraniana. En 1942 polaca. Allí han vivido los judíos al menos desde el siglo XVI. Cuando estalló la II Guerra Mundial llegaron desde Polonia Occidental cinco mil judíos refugiados. El ghetto judío fue establecido en el otoño de 1942 y liquidado el 8 de junio de 1943. Solo setenta miembros de la comunidad judía del Ghetto de ZBARAZH sobrevivieron al Holocausto. Ida Fink escapó de él en 1942. Se casó, tuvo una hija y tardíamente se dedicó a escribir.

Acaba de salir de ella Un pedacito de tiempo y otros relatos, en Editorial Confluencias.

En ellos, a veces muy breves, Ida Fink da voz a historias pequeñas. Casi mínimas. Y por eso causan más espanto. El niño que percibe la muerte de sus padres a través de un armario. La venta de un cuerpo femenino a cambio de papeles de refugiado. El padre que ve partir un tren destino Auschwitz y con el dedo en los labios incita a sus hijas a callar para que no le delaten y poder huir. Por citar varios ejemplos.

En estos textos no hay una mención expresa del horror. Están escritos de forma que es el lector quien interpreta mediante los datos que se le dan toda la realidad del relato. Pocas veces el horror se llama con los nombres habituales: nazis, Reich. Es más cotidiano. El espanto tiene nombres propios. Los asesinatos son “acciones”. O también los hechos se ven en silencio, huyendo de ellos, mientras les ocurren a familiares, amigos etc.

Hay un minimalismo del signo a la hora de narrar que ayuda a que estos relatos sean lo que son: porque es quien lee quien los completa en muchas ocasiones. No hay juicios. Hay exposición.

Por eso son tan verdaderos.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Ida Fink. No callar la memoria. “Un pedacito de tiempo y otros relatos”.

  1. Quizá la ciencia de la verdadera literatura consiste en que sea el lector quien ‘escriba’ el texto partiendo de las palabras del autor.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.