Tan cultos nosotros…

En España cuando hablamos de cultura- si es que hablamos, porque habitualmente lo que hacemos es ignorarla- se nos llena la boca de palabras y con eso ya estamos justificados para seguir pasando el rato.

Estos día a cuenta de lo de los titiriteros se ha dicho de todo y en ese todo ha entrado una descalificación muy generalista que a mí me ha hecho pensar; bastante gente ha dado en decir que una función de títeres no es cultura y bastante otra gente ha dado en generalizar que sí lo es.

Se han cruzado cosas tremendas unos y otros y como siempre no ha servido para nada, salvo para pasar el rato, mientras había dos personas en la cárcel.

Yo me estuve preguntando todos estos días porqué a nadie se le ocurría decir que una obra creada y representada por titiriteros puede ser cultura o no serlo. Igual que un concierto puede ser cultura o ser un bodrio, igual que un libro puede ser cultura o ser un panfleto ideológico como Mein Kampf. Mein Kampf no pretende culturizar a nadie, pretende difundir un mensaje ideológico asqueroso. Y hay obra para títeres que son objetos de arte en sí mismas, y otras, como las que llevaban los húngaros a mi pueblo cuando yo era pequeña que eran una mierda pinchada en un palo. Qué le vamos a hacer, y que de cultura tenían lo que yo de monárquica.

Claro que la cultura puede ser “popular”, es decir, hecha por “el pueblo”, y también puede no serlo y ser hecha por artistas burgueses para mecenas, por ejemplo.

¿Y qué?…

Es que no se trata de eso. Se trataría de diferenciar a qué llamamos cultura. Y ahí no se quiere entrar; unos porque no se les ocurre que la cabeza sirve para algo aparte de para expeler veredictos, y otros porque ni por pienso están dispuestos a renunciar a las ideologías.

Así nos va. Lo terrible es que además da igual. Que no importa. Que trae al fresco; aquí lo importante no es laborar por una cultura abarcadora, plena, que ayude a comprender el mundo que nos rodea, por ejemplo: no. Aquí lo que importa es que se vaya o no una concejala, insultar al enemigo político porque aquí no hay adversarios sino enemigos, y ver cuánto rédito sacamos en votos para después.

Y llevamos así décadas.

Tan cultos, nosotros.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Dando el Espectáculo. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Tan cultos nosotros…

  1. Arduo tema éste de saber o no qué es cultura. Hace unos treinta y cinco años que vengo escuchando debates similares por razones de todo tipo.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.