Vidas imaginarias. Pepe Cervera: “Alguien debería escribir un libro sobre Alejandro Sawa”.

Un curioso libro  este que acabo de terminar de Pepe Cervera, de larguísimo título, pero breve en extensión: Alguien debería escribir un libro sobre Alejandro Sawa, publicado en Menoscuarto.

Este es un libro meta literario sobre la vida que pudo llevar el bohemio más famoso del siglo XIX, que fue reflejado por Valle Inclán, en aquel Callejón del Gato también célebre.

Digo metaliterario porque Cervera aparece en la narración desde su inicio contando precisamente esto; que quiere escribir sobre el autor. Asistimos a sus “investigaciones”, y a la vez al desarrollo de la trama que nos cuenta la vida del otro.

Y todo deviene en una  figuración, en la novela que se está escribiendo sobre lo que pudo haberle pasado a Sawa según Cervera.

Está bien llevado el asunto y bien traídos a cuento tanto el costumbrismo que exigía la época como el personaje, como la imaginaria documentación que el autor desvela falsa, y sin embargo real, o al menos absolutamente verosímil.

Como decía la frase, si no é vero, é ben trovato.

Un adaptarse al lenguaje de la época que en muchos párrafos adquiere el nivel de caricatura, de guiño cómplice con el lector que conozca la literatura decimonónica- la descripción de la presunta madame inglesa Sophy y su ambiente es una joya-, y a la vez una dosis de ironía suficiente como para que el lector piense si no será que Cervera se está riendo suavemente de ese ambiente, es uno de sus mejores logros.

Y curiosamente y este es otro  logro del libro, siendo metaliteratura consigue reflejar todo el ambiente de la época que describe. Hay en todo el texto una sensación de anacronía, de época perdida, de tono sepia, de descripción crepuscular de un mundo acabado que Cervera refleja muy bien; ropas, gentes, calles, ambiente, salones, hasta trenes.

Aunque nada de esto haya sucedido.

Por dejar para el final algún reparo a una novela muy entretenida, muy ágil de estilo y muy vivaz en sus capítulos cortos, señalar algún tópico que se le ha escapado al autor y también por qué no decirlo, algún párrafo que otro en el que nos moraliza acerca del incorrecto modo de vivir de Sawa. Me ha recordado un poco a los reproches morales que le lanzaba Stefan Zweig a su amigo Roth sobre su vida licenciosa… ¡Hombre, Cervera…pobre Sawa, encima de lo mal que le fue, no me lo trate usted tan duramente!…

Interesante libro que desde luego recomiendo.

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.