De una presentación de escritores jóvenes y del entusiasmo. “La Habitación Prohibida” en la Alberti. Taller juvenil de Carmen Peire

20170225_114505Aviso que va de cuento y de personalismos porque me da la gana; así que no esperéis una crónica a lo serio, porque no estoy por la labor.

Carmen Peire tiene un taller de creación literaria hace la repera de tiempo. Carmen sabe lo poco que a mí me gusta la palabra Taller en literatura.

Y la Peire, es de las pocas personas por las que yo me levantaría un sábado-o cualquier otro día- a las nueve de la mañana para asistir a la presentación de un libro.

A las nueve, aunque era a las doce, pero ocurre que mis no condiciones de no salud me hacen que me cueste una hora y media arrancar, desayunar, sacar al chucho y no digo lo de “arreglarme” porque yo no tengo arreglo; si acaso que no se me note mucho que no le tengo.

20170225_120302Que “mis chicos” publican libro”, va y me dijo. Hace tiempo. “Que ya sé que igual no te apetece”, me dijo hace tiempo. “Que bueno, yo por si te apetece”, me dijo, hace tiempo, soltando de pasada la hora.

Me hizo llegar el libro. Es un libro bello de edición, sencillo, sin alharacas. He ojeado el libro y también lo he hojeado. Leí las biografías que aparecen, todas hechas por los compañeros de taller sobre otros compañeros.  Todas inventadas salvo en la fecha de nacimiento. Leí algún relato. Sé que Carmen Peire ha corrido con todos los gastos de edición del libro. ¿Habitual, verdad?…

En fin. A las nueve de la mañana suena el despertador; la  radio, y me da un susto de muerte. Bostezo. Me desperezo. Desayuno, me compongo, saco al perro y son las once y cuarto. Y me voy a la Alberti.

20170225_115030Llego y hay dos tímidos en la puerta a quienes pregunto si vienen a la presentación. Uno me dice que sí y mira al suelo. Coño. Como si fuéramos clandestinos.

Entro, cotilleo libros, hablo con Iñaki, y al rato empieza a entrar gente.

Gente joven. Gente que da gloria verla, leche. Gente que tiene sueños. Les escucho hablar procurando que ellos no me escuchen a mí. Y detrás, entra Carmen, entran padres, amigos, compañeros, familia…mogollón de gente.

Que por la mañana de sábado viene a la presentación de un libro de relatos escrito por gente que apenas tiene 24 años el “más viejo”.

20170225_115126Presenta Lola que anima a leer y a proseguir con ese entusiasmo. Peire cuenta el esfuerzo de lo colectivo, los sueños  individuales, anécdotas sobre el título del libro. Luis García Montero…

Ay, Luis García Montero, que dice que hoy día se presume de ser analfabeto, se presume de no leer. Que a quienes nos gusta leer nos llaman los raros. Y lleva razón. Se embarca en una defensa de la escritura como mezcla entre imaginación –para volar más lejos- y realidad- para poner las herramientas para ello. Y gusta. Les gusta. Nos gusta ese entusiasmo.

20170225_124519Hay un coloquio breve. Me cuesta trabajo no abrazar a la chavala que me contesta al “qué es para ti escribir”, con un “es mi vida”. Se emociona al hablar, se lanza a una defensa de la escritura, y recuerdo el “no escribir en vano” que dijo Landero el otro día.

20170225_11444320170225_114434

20170225_124640

20170225_124953

20170225_124816 Pienso cuánto entiendo ese “es mi vida”, porque, “¿sabes?- me hubiera gustado decirle- también es la mía”, sí, me hubiera gustado decirle : “ no lo dejes,  insiste, no dejes a nadie que te quite los sueños, no te importe que haya muchísima gente que te diga que “escribir es una distracción, una inutilidad”, porque NO es verdad”. Escribir- le  hubiera dicho- es ser vida en lo que escribimos aunque no escribamos sobre nosotros: creamos vida para los demás. No te creas a los del “útil-no útil”, no os creáis a los de “ eso que haces a ratos”.

Eso que hacemos “a ratos”, es nuestra vida. El resto acompaña.

20170225_125224Y después, precedidos de la llamada al “atril” de Carmen Peire, los/las Escritores/as: leen.

Me llegan esos cuentos, me parecen bien escritos, alguno me saca una carcajada, otro un sentimiento de nostalgia, otros una cierta melancolía. Ni uno sólo pienso de él que es una “chorrada de gente joven”. Se me olvida escuchándolos la edad de quien lee.

Cuando acaba el acto aplaudo. De verdad y de corazón. Les pido que me firmen el libro que compro.

20170225_12554920170225_124953Y…después, con mi libro en las manos, me desaparezco. De ellos es hoy el sábado de sol, el resplandor del aire, la luz de la mañana.

Os espero…pienso mientras camino. Os espero en la presentación de vuestro primer libro individual.

Y carallo, no tengo sueño…

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Actos Culturales, Literarismos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a De una presentación de escritores jóvenes y del entusiasmo. “La Habitación Prohibida” en la Alberti. Taller juvenil de Carmen Peire

  1. Es una satisfacción (y una tranquilidad) comprobar que detrás siguen viniendo jóvenes a quienes esto de poner una palabra tras otra sobre una hoja de papel no les parece el oficio más ridículo del mundo. Y esto que escribes también lo he comprobado ayer domingo en un jurado de poesía donde jóvenes de edades similares a las de estos autores, escribieron de sí mismos, del mundo, de la vida…

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.