La Belleza, la Libertad.

He estado viendo en TV CLÁSSICA lo que os copio de su web:

“El Concierto de Inauguración del Festival de Salzburgo, uno de los festivales más importantes del mundo, es por tradición uno de los eventos musicales más esperados del mundo clásico. En 2010 el Festival celebró su 90 Aniversario y el 50 Aniversario de la Gran Sala d Festivales de Salzburgo. Actúa la Orquesta Filarmónica de Viena bajo la batuta de Daniel Barenboim, quien hizo su debut en este Festival hace 45 años. El programa se abre con el Concierto para Piano y Orquesta nº 4 de Beethoven con Barenboim actuando como solista y director. Le sigue la obra “Notations” para Orquesta de Pierre Boulez y el “Te Deum” de Anton Bruckner, actuando como solistas Dorothea Röschmann, Elina Garanca, Klaus Florian Vogt y René Pape.”

Creo que hacía mucho que no disfrutaba tanto. Y mira que la música clásica me hace disfrutar. A veces, muchas veces, cuando escucho cosas así, música así interpretada, recupero la fé en la humanidad. Hace años de este Concierto que yo escuchaba ahora por primera vez pero la Música sigue ahí. Abriendo la luz. Dando testimonio de Belleza. Debería enseñarse esto en nuestras escuelas. Debería enseñarse la Música desde pequeñitos a la gente, porque es fuente de vida, es Cultura, es sentimiento, abre las puertas a otra esfera en la que nos recibimos como Seres Humanos. A través de los siglos.

No sé, no sólo es este Concierto, lo pensaba ayer con el que os comenté. Es que ignorar el Arte es castrarnos como personas. En cualquiera de sus ámbitos: literatura, pintura, escultura, música, cine, arquitectura, danza…

Ignorar la Belleza, no aprender de ella, de los grandes creadores es mutilarnos. Relativizarla, banalizarla, reducirla a una pose o a un barniz, es dejar que la zafiedad entre en nuestras vidas, se instale y se quede.
Quererla, creer en la Cultura, disfrutarla, nos hace Libres. Porque nos amplía el corazón y nos ayuda a entender.

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Arte. Guarda el enlace permanente.