Marta Sanz: La indefensión de la vulnerabilidad. “Clavícula”.

Acabo de terminar Clavícula, de Marta Sanz.
Este libro autobiográfico que me temo se ha entendido bastante mal por algunos críticos-añado que principalmente varones- cuenta en su línea superficial el proceso que la escritora describe sobre su enfermedad, indeterminada, pero real, concentrada en dolor.
Digo que se ha entendido mal porque muchos críticos se han quedado en lo de que narra de forma personalista cómo se siente Marta mientras está enferma. Y han reducido el libro a eso, casi “perdonándole la vida”.

Una imagina que si el mismo libro lo hubiera escrito un hombre hubieran explicado que en el fondo sirve de base para una crítica radical a las diversas formas de desamparo que nos produce a los seres humanos sentirnos vulnerables y tener que dar una imagen ante los demás de indestructibilidad.
Que es de lo que trata el libro.
Me parece un excelente libro: natural, impúdico en el mejor sentido: la ironía sobre sí misma, la admisión del miedo, la frescura de decir lo que siente, el análisis de las irrisorias mentiras con las que nos venden un mundo feliz, la forma que tiene de contemplar a los “ayudadores” –familia, amigos, médicos- cuando una se siente mal, esa manera de explicitar cómo quien nos rodea consciente o sin serlo nos deja a veces asustados, a veces atónitos, a veces perplejos, me parece que gracias a su lenguaje, al llamar las cosas por su nombre, conforman un fresco de lo más realista sobre las reacciones ante lo inesperado. El “cómo puedes estar enfermo “, es decir, “cómo puedes fallarnos”, no adaptarte, no ser alta, guapa, rubia, invulnerable, sonriente, maquillada, y así siguiendo.
Creo que Marta Sanz tiene algo muy bueno, que ya advertí en Farándula: escribe despreocupándose de lo que vayan a pensar de su escritura; es decir, naturalmente que quiere ganar dinero con sus libros, y lo dice, y hace muy bien, pero además escribe divirtiéndose. Y se le nota.
Y yo recomiendo el libro y recomendaría que los críticos literarios varones se lo leyeran otra vez, ya de paso.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.