Breve nota sobre Jesús Arroyo. “Fotos de manicomio”.

Leo de Jesús Arroyo sus Fotos de manicomio, publicadas en Unaria hace ya más de un año.

Me quedo de este libro con su extrañeza. La extrañeza que presenta frente al mundo, el espejo carcelario en el que se inserta, en el que no sabemos bien quién es el cuerdo. Me quedo de él una sinceridad exasperada, un grito frente a la bruma, el silencio y la soledad que transmite. Un silencio que parece aislamiento frente al desconcierto de “los otros”, los “normales”.
No puedo quedarme con su aspecto formal, con su estructura de poema. Ya lo he explicado muchas veces aquí y no voy a repetir las razones, pero sí con su honestidad expresiva, su falta de impostura. Su radicalismo herido.
Jesús Arroyo es un “agitador” cultural que aún cree en el valor de la palabra para cambiar el mundo o al menos intentarlo. Bienvenida sea su expresión en cualquier género.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.