Antonio Tabucchi: la inquietud de las atmósferas. “El Juego del Revés.

En Las tardes de sábado, al acabar, una no sabe quiénes son los que están muertos; si la madre y la hija del relato o el niño que lo cuenta. En Teatro asistimos conmovidos a varias representaciones caseras del teatro de Shakespeare realizadas por un solo caballero extraño, amable y distante y al final nos conmueve más el silencio con que el narrador omite las razones del extraño proceder, que el misterio que puede guardar. En Carta desde Casablanca , una historia en apariencia sencilla se va revelando en la asunción de un modo de vida por el protagonista, de forma que los detalles anteriores terminan por hacernos comprender el desenlace. En El gato de Cheshire una decisión casi al azar evita una historia de la que se nos ha contado el preludio.

Todas estas historias y varias más corresponden a El juego del revés, un conjunto de relatos de Antonio Tabucchi que publicó Anagrama en 2016.

El nombre del relato que titula el libro plantea igualmente una posibilidad; entre mil. Y su anverso. El revés del juego, lo que podría haber sido. Como todos los cuentos del libro. En todos, el lector no “termina de saber”; no termina de apresar dónde está la línea discontinua que marca lo que quizá debería haber sucedido.
No es importante en este libro lo que ocurre, sino la divagación del resbalarse hacia otra cosa; hacia una posibilidad distinta. Y en esa posibilidad late una cierta inquietud; no se trata de que Tabucchi esté interesado en el misterio, sino que, lo que sucede, sucede de tal modo que es inquietante para el lector.
Por tanto este es un libro de atmósferas. De una cierta capa siniestra muy tenue, muy silueteada, a veces con un par de frases, como en el muy irónico Fuegos artificiales que cierra el volumen con una narración casi del género “galante” al estilo comedia italiana de enredo y en la que sin embargo el ridículo termina por aparecer en una frase de la protagonista.

Tabucchi murió en 2012. La reimpresión del libro de Anagrama de estos magníficos relatos parecen como un truco final; algo así como si el autor, desde más allá del espejo nos hubiera lanzado un par de dados con el grito de “jueguen”.
Y ha conseguido que aceptemos la partida: Libro absolutamente recomendable.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Antonio Tabucchi: la inquietud de las atmósferas. “El Juego del Revés.

Los comentarios están cerrados.