David Grossman ” Gran Cabaret” o la sinfonía de los adioses.

Al acabar ayer de leer Gran Cabaret de David Grossman me vino a la memoria la Sinfonía de los adioses, de Haydn, en la que en el adagio final los músicos van dejando de tocar y al final solo quedan dos violines.
La cosa tiene su explicación histórica, por lo visto fue una manera sutil en la que Haydn le dijo a su patrón-Esterházy- que sus músicos querían irse a su casa.

Leyendo ayer, de forma no consciente no hacía más que preguntarme a qué me sonaba la estructura de esta magnífica novela.
El relato cuenta cómo un actor de cabaret, un showman contador de chistes invita a una función a un amigo –conocido en realidad- que compartió con él colegio, paseos y una excursión tipo campamento. Está situada en un cabaret de medio pelo de una ciudad de la costa israelí.
Lo que parece ser una visita sin más, se convierte en una puesta en escena tan patética como sobrecogedora y tierna de la narración de la infancia del showman. El narrador, juez retirado por circunstancia que no se explicitan pero que parecen oscuras, asiste a un espectáculo en el que va derivando el relato del  mero chiste a la confesión personal. Cambiando de punto de vista continuamente entre lo que dice el narrador, lo que narra el cómico y las actitudes del público, vemos realmente una “función” desarrollarse en nuestra lectura.
Y los espectadores/as van desapareciendo; horrorizados, hartos, cansados, decepcionados, asustados, en silencio o dando la “nota”, como en el adagio de Haydn. Hasta que al final del drama quedan dos: el juez y el “músico”- el showman-.
La novela es un ejercicio de dureza, lirismo, ternura y patetismo a la vez absolutamente admirable. Un alegato, pero también una absolución.
La recomiendo encarecidamente.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a David Grossman ” Gran Cabaret” o la sinfonía de los adioses.

  1. Con esta reseña no me ha quedado más remedio que comprarme el libro, aunque sea en versión electrónica.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.