Libros recomendables de 2017.

Dejo aquí la lista de libros que, de entre los leídos y reseñados de mi blog, en este año me parece que merecen la pena leerse por mucha gente. No hay en ella libros que no hayan sido reseñados.

Dejo también lista de libros leídos sin reseña, solo en el mes de diciembre. A partir de enero habrá una sección más en el blog titulada “leídos sin reseña”, en la que se dará cuenta de libros que se han recibido, leídos en parte o completamente y que no tendrán reseña individual.

Y naturalmente los criterios son absolutamente subjetivos. Lo digo por evitar andar explicando que a mí me gusta algo por razones que a usted nada o a la inversa, y que su opinión y la mía son igual de respetables.

Los libros que me han encantado en 2017.

Kirmen Uribe- La hora de despertarnos juntos.

Linn Ullmann. Retorno a la isla.

Coetzee – Las manos de los maestros II.

Natalia Ginzburg- Las pequeñas virtudes.

Carmen Laforet y Elena Fortún.- de corazón y alma. Epistolario.

Fernando Clemot- La lengua de los ahogados.

La habitación prohibida.- Conjunto de relatos del Taller juvenil de Carmen Peire.

Maite Núñez- Todo lo que ya no íbamos a necesitar.

Cristina Fernández Cubas- La habitación de Nona.

Jhumpa Lahiri- El intérprete del dolor.

Patricia Almarcegui.- Una viajera por Asia Central.

Xavier Blanco- Todo es mentira y sin embargo.

Inmaculada de la Fuente.- Mujeres de la posguerra.

Soledad Puértolas.- Chicos y Chicas.

Marta Sanz. – Clavícula.

Thomas Harding.- La casa del lago.

Ignacio Ferrando.- La quietud.

Israel Y. Singer.- La familia Karnowsky.

María Tena- El novio chino.

Jorge Galán.- La habitación al fondo de la casa.

Juan Gómez Bárcena.- Kanada.

Jone Miren Asteinza.- Voces de madrugada.

Carmen Peire- Cuestión de tiempo.

Carlos Frontera.- Andar sin ruido.

Susana García Nájera. – Cicatrices a las once.

Norman Manea-. La quinta imposibilidad.

Luisa Horno. –Julia y Miranda.

Amos Oz.- Tocar el agua, tocar el viento.

Antonio Tabucchi.- El juego del revés.

Shackleton- Sur.

Alessandra Lavagnino.- Nuestras calles.

David Grossman.- Gran Cabaret.

 

Libros leídos sin reseña. Diciembre.

Fernando Delgado. Mirador de Velintonia.

Leído en dos tardes, no pasa de anecdótico. Superficial y banal. No añade nada nuevo y es claramente una secuela-mala- del libro de José Luis Cano. Sin el menor interés.

 

Gsús Bonilla .El del medio de los Panero.

 

Libro experimental que recrea mensajes en Facebook sobre Panero e inventadas apariciones de éste junto al autor. Lenguaje reiterativo y poco imaginativo. Lo más interesante las aportaciones del final con opiniones sobre Panero tan disparatadas como el propio Panero.

Literariamente, mediocre.

Adonis. Epitafio para Nueva York.

Cometo blasfemia diciendo que no me ha interesado. No me llega. Poemas en antología que aquí claro llegan en prosa por mucha traducción que lo intente, no es eso lo malo, sino el fondo: un tipo de escritura en contra de. Reiterativa. El capitalismo versus la bonhomía. Nueva York como base del mal. Aburrimiento. Se ha puesto de moda y le aplauden. Pues vale. No leeré más de él.

Itziar Mínguez. Cambio de rasante.

Estuvo a punto de ser reseña. Solo que no es un poemario. Son pensamientos en prosa poética. Me divirtió. Es original. Y el texto en el que se descubre y dice que efectivamente no son poemas me ha hecho reír de corazón. No son poemas, efectivamente, pero sí merece ser leída.

Iván Teruel. El Perú escindido.

Solo lo he ojeado. No consigo entrar en ese tipo de ensayos. Demasiado alambicado en lenguaje y excesivamente profesoral.

Francisco Ayala. La noche de Montiel.

Una se pregunta la razón de que conviertan en libro un ensayo de treinta páginas usando el noventa por cien del libro en prólogo y estudios sobre el tema. Para eso, cuadernillo o separata. No tomar el pelo al lector. El ensayo, además, no tiene interés. Los estudios y el prólogo no los leí.

Carolina Hernández Terrazas. – Clarice Lispector, la náusea literaria.

Resumen compilado de tesis doctoral. Sitúa a Lispector en su generación, como escritora brasileña influencias y lecturas y analiza sus obras desde el punto de vista sartriano. El hastío, el tedio, el silencio como grandes temas. Muy influido –el libro- por las tesis de éste. Demasiado pedante. Exceso de citas. Para especialistas.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Libros recomendables de 2017.

  1. Ludovicahd dijo:

    Gracias, Alena. Es un gran honor para mí aparecer en tu lista de reseñas.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.