“El regreso” de Isham Matar: todo el peso de la Ausencia.

Al terminar de leer El regreso, de Isham Matar me he encontrado pensando en la Ausencia. En el sentido último de la palabra Ausencia.

Isham Matar, periodista y escritor nacido en Libia regresa del exilio a su país cuando se derroca a Gadafi. Y regresa para saber qué ha sucedido con su padre, activista político encarcelado y asesinado por el Régimen de Gadafi. Nunca se le dará posibilidad de encontrar el cuerpo de su padre; pero esto no es lo importante del libro. Es decir, el libro se convierte desde la primera línea, al ir en busca de un Ausente, en el peso de esa muerte silenciada. En la presencia de la Ausencia.
En el libro narrado con una conmovedora llaneza leemos no sólo sobre Libia, sobre los acontecimientos históricos, sino sobre cómo estos determinan las vidas individuales y en particular la del autor.
Hay una belleza desolada en sus páginas; una memoria del duelo que se confunde con el propio paisaje del país, como si este, en sus formas, acompañara al transterrado. A través de los familiares, amigos, recuerdos del autor, asociaciones temporales, la narración adquiere una enorme viveza, no exenta nunca de ese latido silencioso en el que quien no está se hace presencia.
Al acabarlo me he quedado un buen rato pensando cómo acabar esta reseña, cómo explicar que Libia ha pasado de ser un punto en el mapa a tener una presencia tangible. Quizá esa presencia en sus posibles lectores sea una manera de paliar el adiós de quien no puede volver.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a “El regreso” de Isham Matar: todo el peso de la Ausencia.

  1. Carmen dijo:

    Un libro magnífico. Después de leerlo y a la vista de los acontecimientos posteriores (el ISIS campando a sus anchas por Libia, destrozando ruinas como Leptis Magna) me surgió una duda (creo razonable) sobre el derrocamiento de Gadafi.

    Me gusta

  2. alenar dijo:

    El mismo apunta en esa dirección en el libro. En que después Libia se sumió en un caos de incalculables proporciones.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.