Libros NO reseñados en Enero.

Esta sección que inicio al final de enero y que lleva por título SIN RESEÑA, como su nombre indica se refiere a libros que, o bien no he leído de ellos tanto como para hacer una reseña al uso o bien una vez leídos me parece que no debo perder el tiempo en reseñarlos. Es distinta de libros inacabados, porque estos en general han tenido una lectura más extensa como para analizarlos.
En cada libro hay unas breves líneas sobre él. La sección aparecerá al final de cada mes.

Trapiello. Solo hechos. Volumen correspondiente al año 2006 del Salón de los Pasos Perdidos. Interesante en comparación con “seré duda” que era un mero exabrupto. Interesantes sus retratos de Delibes, de la Rae, su lirismo paisajístico, su poética descriptiva. Melancólico en general y a ratos tierno. Para seguidores de Trapiello.

Pedro Molina Temboury. Un jardín en Shanghái. En realidad un abandono en la página 66. Ojeo y hojeo del resto en vertical. Lo poco que leí me aburrió profundamente. Ejercicio pedante de yoismo con la excusa de sus viajes a China. Un espanto.
Use Lahoz. Los buenos amigos. Leídas unas sesenta páginas. Previsible. Empieza bien con un primer capítulo sugerente, estilo tremendismo de los años 40. Se convierte en un dramón en el que sale hasta una marquesa. Terriblemente aburrido.

Lola López Mondéjar. Una espina en la carne. Lola López Mondéjar es conocida personal mía y nos hemos seguido y leído en varias obras. Esta vez no he conseguido terminar de interesarme por su ensayo sobre creatividad y sus ramificaciones con el psicoanálisis. Me pierdo en conceptos que, muy subjetivamente, me parecen en exceso deterministas. Echo de menos una mirada menos reduccionista del hecho de crear.

Sergio del Molino. La mirada de los peces. No me interesa la historia que relata. Aburrimiento extremo. Una comprende que Del Molino haya encontrado un filón narrativo “exitoso” en contarnos su vida, pero termino hasta el moño, si tuviera, de yoismo. Sobre todo porque hay que tener más biografía para poder seguir sacando filón. La historia del profesor admiradísimo que se suicida me parece populismo barato. Infumable.

David Becerra. La guerra civil como moda literaria. Análisis desde el punto de vista marxista de los libros españoles que han tratado en ficción el tema de la guerra civil española. El problema que tiene el libro es que se escribe desde la ideología y naturalmente se toman los ejemplos y solo esos ejemplos que determinan que según él ningún libro trato la guerra civil como lucha de clases. Me aburrió en la página 127. No me interesan las ideologías. Y menos para hablar de literatura.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en SIN RESEÑA. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Libros NO reseñados en Enero.

  1. Sobre el tomo del diario de Trapiello, de acuerdo. También divertido el ‘sucedido’ en Cantabria.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.