Los artículos de Carmen Martín Gaite: esa frescura.

Ayer noche terminé los artículos de Carmen Martín Gaite recogidos en el volumen VI de sus obras completas editadas por Espasa-Circulo de Lectores. El tomo tiene además de artículos, sus conferencias y ensayos breves.

No quisiera entrar a analizar de qué habla la Gaite, porque de lo que “habla” es conocido; al ser artículos de periódico transmite actualidad, reseñas literarias, sucesos del momento o reflexiones casi a vuela pluma. Lo que me interesa es reflexionar sobre el cómo lo hace. Y en este sentido lo primero que a quien los lea le va a sorprender comparando con los artículos que hoy a menudo leemos es la independencia de criterio. La Gaite no opina por boca ajena, ni por boca de ganso, pone a caldo un libro porque no le gusta literariamente, sea el autor quien sea o decide escribir acerca de libros que no son valorados porque a ella le han encantado. Y lo hace en un tono de charla, conversacional, sin aderezos, sin florituras en el lenguaje.
Divertida y amena. Pero sobre todo lúcida. Leyéndola pensaba yo en todo lo que hemos perdido en cuanto a reseñistas de libros y articulistas en España desde que falta gente como ella. Hoy, a la Gaite desde cualquier periódico la dirían que “eso no se puede decir así”; claro que me figuro que hubiera hecho caso omiso. Pocas veces he leído a gente con esa frescura y sin que le importe una breva quién se puede disgustar por lo que opina.
De más está decir que recomiendo el libro.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Los artículos de Carmen Martín Gaite: esa frescura.

  1. Milagros Diaz-Miguel Iglesias dijo:

    Independencia de criterio y libertad de expresión con respeto. Tengo la suerte de poder seguir a alguien muy parecido en este sentido, gracias Alena y Viva la Gaite!

    Me gusta

  2. Sí, estoy de acuerdo con todo lo que dices. Y añado, a mayores, no como contradicción, que además se une el hecho de que los medios que debían ser ese espacio de libertad andan sometidos a sus patronazgos, y no en pocos casos el dinero viene de editoriales que no toleran -ni tolerarán, me temo- que cualquier crítica pueda menoscabar alguno de sus libros. Quiero decir que lo mismo si hoy siguiera entre nosotros Carmen Martín Gaite, a lo mejor tendríamos que ir a buscarla a su blog o a su página de FB, como hacemos en otros casos… Sin ir más lejos.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.