“Pequeño País”; condensar la nostalgia. Gaël Faye

Pequeño país, de Gaël Faye es una excelente novela. Cuenta la historia de Gabriel un niño nacido en Burundi hijo de francés y ruandesa, mientras se acerca la guerra civil en Burundi, y el genocidio tutsi.

Son en realidad recuerdos del autor narrados en un lenguaje que se va haciendo según se relata; es decir, partiendo de la inocencia adolescente, la pandilla de amigos, el paisaje familiar, el no entender el mundo de los adultos hasta el cambio de registro cuando toda esa inocencia se viene abajo con la tragedia.
Es probablemente una “novela de aprendizaje”, pero no solo. Es principalmente una novela de la nostalgia de haber perdido ese pequeño país, de no saber dónde encontrar el centro, de la contradicción de sentimientos.
Es además una novela muy cercana al lector porque tratando un país y una situación concreta que nos puede resultar poco conocida la manera de acercarse de Faye a ese mundo adolescente, la manera de narrar las cosas, trasciende lo local para universalizarlo.
Es también una novela contradictoria: a la vez de una ternura poética- por ejemplo cuando describe ambientes familiares o el paisaje- enorme, tiene una dureza de cuchillo al narrar episodios centrales del protagonista: la pérdida de la ingenuidad a través de la sangre y la muerte, el relato obsesivo de la madre, recuerdan pasajes de otros escritores al recordar el genocidio nazi.
Es también una novela condensada, no falta ni sobra en ella, no hay digresiones que estorben, no hay lecturas morales, ni siquiera juicios.
Una novela que recomiendo.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.