Los microrelatos de Francesc Barberá. “El hombre que cabía en la palma de su mano”.

Leo entre ayer y hoy en dos ratos El hombre que cabía en la palma de su mano, de Francesc Barberá. Libro editado por Unaria y con ilustraciones de Riki Blanco.
Micro relatos.

Barberá es imaginativo, sabe jugar con el lenguaje y muchos de sus textos son ingeniosos. Sabe cómo cerrar el texto con la sorpresa que parece que estos escritos requieren. Me han interesado varios de ellos por su originalidad, el que da título al libro, malos recuerdos, Teddy, Constatación, por ejemplo. Otros, reconozco que me parecen simples “ocurrencias” que no me dejan poso.
Barberá es un representante del micro relato que juega con el absurdo de las situaciones, o con el esperpento. Por ejemplo en juego de niños, epílogo, o Destino, parece llevarnos a un mundo dislocado en el que nada es lo que parece y el prisma de la mirada se fragmenta; digo que se fragmenta porque nunca su mirada es unívoca. Cada texto es interpretable en varios sentidos.
Dentro de este llamado género creo que es un representante estimable de lo que se busca en él.
Dicho esto, no me gusta nada el diseño del libro. No entiendo la necesidad de la página en blanco como no sea para hacerlo más voluminoso y encarecer su precio. Me sobra esa especie de “transgresión” que a mí como lectora no me aporta nada. Sobre los dibujos lamento decir que no me parecen de calidad. Me parecen meras viñetas alusivas, sin más.
Me gustaría leer a Francesc Barberá en relato. Creo que puede aportar una visión diferente de la realidad y de los diversos significados de esta.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.