Enmanuel Carrére: No hay dos sin tres. “Conviene tener un sitio adonde ir”. Libros Inacabados.

Hay ciertos libros que vienen precedidos de la “fama” del autor a causa de otros libros que escribió y que se ocupa un sector muy determinado de la crítica literaria en aupar a categoría de “imprescindibles”. Generalmente son-al menos en España- siempre de las mismas editoriales y generalmente las reseñas aparecen en los mismos medios.
Me pregunto muchas veces cuando leo un libro de estos si tendría la misma valoración literaria si no estuviera por así llamarlo “patrocinado” por las empresas accionistas del periódico que, a su vez tienen relación con la editorial del autor/a.

Es lo que le pasa a Enmanuel Carrére y su “Conviene tener un sitio adonde ir”.
De Carrére he leído Una semana en la nieve y dejé a medias El Reino.
El Reino es una fábula moral delirante y en mi opinión aburridísima que me hizo empezar a bostezar en la página 60 y dejarlo en la 200 y ya me pasé de lectura. La moralina que destila, el rollo religioso que nos larga paso a paso, las presuntas reflexiones filosóficas son para hacer llorar a las piedras. El libro no tiene ningún interés salvo como literatura doctrinal y una está mayor para que la adoctrinen. En cuanto a Una semana en la nieve es un libro inquietante en el que Carrére disfruta contando el mal. No es que lo relate sino que se lo pasa bomba contándolo Y eso a mí subjetivamente me rechina. Es como si leo a un escritor que se lo pase bien relatando torturas aunque sean ficción. Y creo que me explico. Yo creo que al Mal no se puede uno acercar narrativamente con complacencia. Habrá gente que piense que sí, y son respetables, pero a mí no me interesa ese tipo de escritores/as.
Este libro que he dejado inacabado son ensayos y artículos. Y aunque pretenden contar la actualidad puntual del momento y también se recogen reseñas sobre algunos escritores, una mientras va leyendo se da cuenta de que Carrére sigue con “su tema”: a él lo que le interesa es pasarlo bien contando lo mal que lo pasan otros o acercarnos muy “comprensivamente” al mundo personal de asesinos, locos, psicópatas o seres marginales.
Y una- yo- subjetivamente no tiene el menor interés en acercarse comprensivamente a ese mundo que tanto le divierte a Carrere.
Por eso en la página 130 más o menos dejo el libro y decido que con tres “acercamientos” he tenido de sobra, por mucha crítica literaria en los periódicos que tienen accionistas de la editorial . A mí no me paga nadie para decir que este tipo no merece mi atención lectora. No hay dos sin tres, pero esta es la última.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Libros Inacabados. Guarda el enlace permanente.