Sebald, esplendor y ocaso en tiempo circular. “Los anillos de Saturno”.

Hasta ahora no había leído nada de W. G. Sebald. Había leído sobre el autor alguna vez, pero por alguna razón inexplicable no se me había ocurrido acercarme a sus libros. Hace un mes aproximadamente alguien le mencionó en redes y mirando sus títulos decidí comprar el nombrado “los anillos de Saturno”. Más aún cuando mi librera me comentó que el autor escribía una mezcla de ensayo-biografía-reflexión; sabiendo mis gustos me explicó la naturaleza del libro y al día siguiente junto a otros que le pedí lo tenía en casa. Tuvo que esperar porque empecé por Byron a quien disfruté muchísimo pero después agarré una gripe que me dejó sin restos de neurona capaz de hacer media cosa inteligente. Hace unos ocho días con la gripe aún dando murga pero con las neuronas un poco más recuperadas empecé el libro.

Es un texto que se va perfilando a medida que se avanza en la lectura. Dividido en capítulos en los  que se enuncia-en el índice- lo que se va a escribir, al lector le seduce desde el principio el pausado ritmo, la armonía casi musical de la prosa, estilista, elegante, sobria, medida y mesurada. Sebald viaja por el condado de Suffolk, y deteniéndose en pequeños pueblos casi abandonados nos entrega sus reflexiones. Estas reflexiones no son las de un viajero sobre el paisaje o los lugares que visita sino sobre diversos hechos de la historia o distintos personajes de ella que, unidos a través de una anécdota inicial-un recuerdo que le viene al autor- desfilan ante el lector para darnos un conjunto en el libro.
Un conjunto de seres, paisajes y hechos que muestran el ascenso y el ocaso de las épocas de la historia y también el crepúsculo y el climax de personajes y paisajes. Todo eso lo que lleva es a confluir en la idea que parece presentar Sebald de la fugacidad del Tiempo. De la ruina y muerte que cíclicamente se sucede en la historia. Tanto en ideas, como en épocas, como en civilizaciones enteras. Se suceden personajes de la historia de Inglaterra, momentos de invención tecnológica- el capítulo de la seda, por ejemplo-, la época de la esclavitud en el Congo Belga, con especial referencia a Casement, por citar alguno de los hechos que se cuentan en el libro.
Sin embargo no es un libro de historia, sino un ensayo profunda e inteligentemente reflexivo sobre algo que podríamos llamar la circularidad del tiempo, o los anillos que rodean Saturno, espléndida metáfora, ya que estos “gravitan en torno al planeta en trayectorias circulares”, como se nos dice en una de las citas que abren el libro. Son esos “anillos” que rodean metafóricamente nuestra historia; el ascenso y la muerte de civilizaciones, ideas, personajes, y que guardan también “ceniza”, quienes nos ofrecen en este magnífico libro una idea puede que pesimista pero muy real de lo que somos.
Seguiré leyendo a Sebald. Sé que murió en 2001; pero como un anillo gravitatorio ahora también rodea mi vida de lectora.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.