Forster al otro lado. “Algunos libros”

Mientras leía “Algunos libros. Las charlas de E.M.Forster en la BBC”, publicado por Alpha Decay, pensaba precisamente en titular así la reseña. Lo que recoge el libro son eso precisamente, charlas radiofónicas semanales que el autor mantuvo en la radio comentando libros. Y según se va leyendo da la sensación de que este está al otro lado efectivamente contándonos sus impresiones sobre libros.

Impresiones con un estilo sencillo, natural y muy ameno. Era sobre todo un magnífico comunicador que, en cada emisión se acerca al oyente de modo cómplice; interpelándole, contando con su cercanía, poniéndose en su lugar. En la selección que aquí se hace entran sobre todo escritores ingleses,  pero también indios, franceses y norteamericanos. Y Forster explica no solo “de qué va “ el libro sino que hace referencia a los autores, los pone en contexto sin ser pedante, sabiendo que se dirige a un público interesado pero no elitista; a un lector/a al que le interesan los libros pero no es del “sector”.

Lo divertido además de leer sus opiniones y recuperar determinados autores, además de conocer a otros que hoy son casi desconocidos, es ver al propio autor y su forma de ver la vida y la literatura: era un liberal a quien los extremismos no gustaban nada, un amante de la novela que cuenta cosas, pero también daba oportunidades a jóvenes autores que entonces “estaban empezando”, era poco amigo de la pomposidad, de lo farragoso, de lo almibarado, y a la vez era capaz de sentir ternura por ciertas ideas nobles como la libertad, la tierra de uno, el afecto familiar, la vida cotidiana. Divertido en sus juicios a veces, pues a la vez que valora determinados presupuestos feministas, le cabrea considerablemente lo que denomina “feministas de izquierdas que consideran que las ideas políticas se defienden mejor vestidas como si las hubieran metido dentro de un saco”.  Debo decir sinceramente que me reí  a carcajadas con la frase.

Huidor de la moralina, siempre advierte a sus oyentes de los “aspectos dogmáticos” que pueden encontrar en algunos libros, tanto en el aspecto religioso, como filosófico.

Pero  sobre todo, en este libro lo que subyace es un excelente comunicador. Forster sabe cómo llegar al oyente; sabe cómo hacer que siga escuchando: da importancia a los pequeños detalles que pueden acercarle a este, por ejemplo, le cuenta cómo es el estudio donde hace el programa, se pregunta por cómo es su oyente, se inquieta por la vida de quien escucha. Y además tiene algo que he marcado al cerrar el libro: tiene naturalidad, sencillez y buen gusto. Forster no agrede para decir lo que piensa. No cree en el panfletarismo, no usa el insulto, no enfrenta a escritores para ganar audiencia, no pone en la picota, incluso cuando explica que un libro no le gusta razona los motivos de forma sencilla: sus opiniones nunca son “porque sí”.

Deberíamos aprender de él. Quizá leyéndole podamos.

Antes de cerrar la reseña sí quería pedir a la editorial que si se reedita el libro- ojala porque lo merece- cuide de mirar las erratas de esta edición: no es que sean muchas, pero sin ellas mejoraría aún más el  placer que a mí al menos me ha causado leerlo.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Forster al otro lado. “Algunos libros”

  1. Milagros Diaz-Miguel Iglesias dijo:

    Leyendo la reseña lo que me dan ganas, es de ser Foster.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.