Eric Vigne “ El libro y el editor”. Libros Inacabados.

He leído esta tarde “en oblicuo” a Eric Vigne ; El libro y el editor. En oblicuo quiere decir saltándome bastante del libro. Habré leído de 185 páginas unas setenta. Y conste que el libro no está mal.

Son las reflexiones de Vigne acerca del mundo editorial, de los editores y del papel del libro en el mundo de hoy. Aunque no exactamente; a ver si me explico: el libro se publicó en francés en 2008  y ahora Trama Editorial lo publica en español. Y el asunto es que a mí me parece que el libro se ha quedado un poco anticuado; a Vigne aún le pilla lejos toda la desorbitada inflación tecnológica que después de publicarlo tendrá el libro electrónico por ejemplo. Aunque habla de ella. Empieza a darse cuenta, y lo explica muy bien,de la mercantilización del libro por las grandes empresas, por las autorías falsas de personajes espectáculo a quienes un negro les escribe el libro, etc. Pero se queda corto.

Por otro lado, en mi opinión muy particular, Vigne reduce los esquemas a dos modelos el editor mercantilista y el editor digamos especializado o independiente; pero se queda sin ver-no sé si por elitismo- otras facetas de la edición: es decir, asocia independencia con especialización, cuando no tiene nada que ver.

Y después hay un problema para mí en el libro: las continuas referencias al caso francés exclusivamente-o casi- y la proliferación de citas sin comillas, que hasta el final no sabes si son una elaboración suya sobre el pensamiento de otro o cita literalmente. Y ahora me dirán: te parece infumable.

Pues no. Sinceramente. Lo que he leído, saltándome lo que a mí personalmente no me interesaba, me ha parecido jugoso y para reflexionar.  Creo que es un libro que interesará a mucha gente que tenga relación con la edición, y que es un buen aporte; solo que a mí me ha parecido que es demasiado restrictivo para llegar  a ser un libro que le agrade también a gente que no tiene afán por los datos o por lo que pasaba editorialmente en Francia hace diez años.

Así que se salva de la quema y se queda en casa a pesar de mis peros.

  • Este escrito salió originalmente como crítica literaria en mi muro de Facebook.*

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Libros Inacabados, Literarismos. Guarda el enlace permanente.