Libros para soñar. Jesús Marchamalo. «El Bolso de Blixen».

 

Hay libros bonitos. Es decir, libros que se leen de modo entrañable porque cuentan una historia de forma poética y soñadora y se preocupan de dejar en quien lee ese aroma a poesía  y a Belleza que hoy tan poco se valora.

Jesús Marchamalo es amigo. Yo le considero así desde el día que se  molestó una Feria del Libro en venir a mi caseta y darme un abrazo delante de todo el mundo, sin importarle que yo no sea  nadie, siendo él quien es. En esos detalles se ve la generosidad de la gente.

Y Jesús Marchamalo escribe libros bonitos, sugestivos, amenos, interesantes. Libros que nos va cotilleando a los amigos mientras se están gestando- todavía me acuerdo de lo que me contaba cuando escribió su Cortázar en forma de Cómic, y sus risas cómplices: “aprendiendo a hacer bocadillo”-…

A Jesús Marchamalo lo leo de otra manera; quiero decir que lo leo sin horarios ni turnos, sin obligaciones de “tengo que leer”, porque le va el tiempo tranquilo y poético y las horas lentas.

Y además Marchamalo tiene un dibujante que es como tener un tesoro que admiramos muchos en secreto. Ay, esos dibujos de Antonio Santos…dan ganas de escribir un libro pequeñito solo para que Antonio le hiciera un esbozo…

Bueno, pues todo esto viene a cuento de que esta mañana de lunes tan fría y tan de convalecencia ya en franca mejoría, me he leído “El bolso de Blixen”.

Y en esas breves páginas, llenas de luz y sugestión me ha traído la imagen de la baronesa como ninguna biografía pueda haberlo hecho.  Esta estampa en breves cuadros dibuja a Karen en toda su significación llenando de nostalgia este enero.

Qué bien escribe Marchamalo, y con cuánta ternura sobre sus personajes.

Leedlo.

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.