Los traspiés conscientes de Julio Jurado. “Traspiés voluntarios”

Ayer noche terminé “Traspiés voluntarios del escritor Julio Jurado. Anoté en esas notas que suelo escribir al acabar los libros en el propio libro, que, este “no es una dispersión de naderías” y que tiene una coherencia argumental en todo él.

Son estos traspiés textos breves. Una parte de ellos aforísticos, otra breves reflexiones sobre esa cosa tan rara que es vivir, que diría la Gaite.

El libro efectivamente tiene coherencia argumental desde su inicio porque lo que Jurado nos cuenta está encaminado a hacernos pensar con él sobre un tema como el “extrañamiento” del ser humano delante de la realidad que habita. A veces es muy cortante en sus reflexiones, y sin embargo en otros textos posee una delicadeza exquisita, como en “rituales nocturnos”, “”el lecho infinito, otras una ironía que inquieta y hace pensar, como en “una nueva revolución”, u “onomástica”.

Hay para todos en estos escritos, dardos hacia el “escritor”, hacia el “lector”, hacia las ciudades inhabitables. Pero hay una norma común, un tema común que los preside: la sensación de estar dando a menudo traspiés y de que estos son aposta para no caer-paradójicamente- en lo funcionarial, en lo asumido sin pensar en que pudiera ser de otro modo.

Julio Jurado tiene un lenguaje muy natural y a la vez literario: quiero decir que, para que el lector se quede pensando no necesita epatar, ni escupir, ni largar soflamas militantes ni mostrarnos cuánto sabe. Sencillamente piensa y nos lo cuenta.

Y yo recomiendo el libro aunque haya leído más deprisa los aforismos que el resto de textos…

El libro tiene una serie de fotografías y collages en blanco y negro Las primeras del autor, los collages de Emi Yagüe, que complementan los textos.

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Los traspiés conscientes de Julio Jurado. “Traspiés voluntarios”

  1. Milagros Diaz-Miguel Iglesias dijo:

    Lo leí y al leerte me afirme en la misma opinión. Gracias.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.