Friedrich Gulda y la delicadeza.

En este blog habitualmente hago reseñas de libros pero hoy  quería referirme a un pianista. A Friedrich Gulda, del que estos meses he tenido la suerte de recibir varios discos-cd- de regalo.

El primero se llama “Portrat”, el segundo es su integral de las piezas para piano de Beethoven.

Gulda fue un pianista curioso: tuvo mucho que ver con el jazz y  dotó a la música clásica de una nueva forma de ser interpretada.

Su forma de tocar a Beethoven, en particular es de una sensibilidad exquisita. La delicadeza intimista de algunas piezas unida a la fuerza expresiva por ejemplo de La Heroica lo convierten para mí en un Maestro.

En el otro cd que comento, Portrat”, Gulda interpreta además de a Beethoven,  a Bach, Mozart, Chopin, Debusssy y Prokofiev. Un cd intimista, delicadísimo, lleno de ensoñaciones.

En estos tiempos que vivimos tan sombríos, la música que Gulda nos dejó es un descanso para el espíritu y quería animar a mis lectores/as a disfrutarla. Gracias a esta integral sobre Beethoven que aún estoy escuchando-son diez compactos-, se me ha despertado el interés por leer más sobre este compositor, ya les contaré: compré su biografía aparecida en la editorial Acantilado.

Sirva esta pequeñ nota para intentar despertar también el interés de quien me lea por este pianista.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en música y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.