Nunca es tarde para la vanguardia. Egon Schiele y Jesús Eguía.

Egon Schiele fue un pintor expresionista  austriaco que murió en 1918.  Perteneció a las vanguardias y tuvo una vida muy breve, 28 años.

 

En ese tiempo tuvo oportunidad de conocer a las vanguardias de su época, casarse, tener varias amantes, y realizar una obra original, atrevida y fuera de muchos de los cánones establecidos por el arte oficial. Hay una fotografía suya –la pueden ver en la Wikipedia o consultar información sobre él- en la que nos mira con rostro acusador.

Los ojos de Egon parecen interrogar al futuro que no será suyo y maldecirlo. Yo no lo conocía. Y sin embargo  me interesó el libro que de forma indirecta retrata su vida; a través de una obra de teatro: escrita hace diez años aproximadamente y titulada Testamento vienés. Enfermedad, agonía y muerte de Egon Schiele. Obra de Jesús Eguía Armenteros. Esa obra mereció en el 2006 el Premio Escena Joven al mejor texto  teatral del Ayuntamiento de Málaga.

El libro lo publicó en 2016, Baile del Sol y yo vengo a reseñarlo casi tres años después. Parecería que las vanguardias se empeñan en resucitar tarde.

Y sin embargo bienvenido sea porque el libro es tan original y nuevo y lozano como aquellas vanguardias primerizas de primeros de siglo. Guarda también con ellas una cierta afinidad ingenua y una frescura en el planteamiento y en la consideración de los “papeles” a desempeñar por los actores  y actrices, que me parece relevante.

Pero sobre todo es, probablemente como el propio Schiele, un texto poético, soñador, que se eleva de la grisura y que vuela con palabras llenas de lirismo, belleza y también desesperación.

Tomando como base los momentos más significativos de la vida del pintor, las escenas-más bien cuadros escénicos- van sucediéndose temporal y espacialmente; y así vemos a Egon disertar sobre arte, sí, pero también sobre la Belleza, la necesidad del amor, el deseo, y al desaliento. Y sus propios fantasmas.

Es creíble esta obra: es quizá poco representable, pero los cuadros de Schiele también perturbaron y de eso también se debe nutrir el Arte.

Libro muy recomendable.

 

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos, Teatro. Guarda el enlace permanente.