Notre Dame y las donaciones.

Andan las redes haciendo comparaciones de tipo progrelisto y muy indignado mezclando temas aposta y en mi particular opinión diciendo estupideces a cuenta de las donaciones para ayudar a reconstruir Notre Dame.

Debe ser que a la gente le jode que haya gente a quien le importe el Arte.

Hay una perversión del lenguaje y de las ideas en este intento de polémica que no parece querer advertirse.

La cosa funciona así: sale un/a indignado/a diciendo que es una tropelía donar tantísimo dinero para reconstruir un monumento y no hacer nada por el hambre y la pobreza en el mundo.

Para empezar: uno/a dona dinero a lo que le da la realísima gana. Y para seguir, nadie le dice a usted que alguien que done a Notre Dame no done para ONG, por ejemplo. O no aporte ayuda humanitaria. Etc.

Es esa reducción idiota que además indica un desprecio absoluto a la Cultura,  pero sobre todo una ignorancia supina y un ardentísimo deseo de llamar la atención: “Fijaos lo comprometido/a que soy  que todos lloráis por un monumento y yo os pongo delante el hambre en Etiopía”…

¿Y?…

Done usted a quien quiera y deje a la gente que haga lo que le dé la gana. No. No se me erija en “la conciencia del mundo”, porque para Gurús ya vamos sobraditos, para progres de sofá con internet-pero anticapitalistas- con la coca cola-pero antiyanquis-, con el último modelo de Ipad- pero antitecnologías- ya estamos de vuelta.

A mí, fíjese usted, querido indignadito/a quien me parece patético es usted.

Pero de toda la vida hubo un refrán: Mezclar churras con merinas.

Aplíqueselo y déjenos en paz.

 

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Arte. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Notre Dame y las donaciones.

  1. Lola dijo:

    Alena, me parece un escrito con un poco de soberbia, evidentemente os dejamos en paz, solo que los que no pensamos igual estamos en el mismo derecho a expresarlo; a mi entender no son estupideces ni despecio al arte y eso que escribes que hay quien le jode el arte, es una manera demasiada descalificadora, demasiado elitista de intelectualidad. Yo no se los demás, hablo por mi, y aunque no soy una erudita del arte, soy bastante esteta de ello, y tengo la sensibilidad para emocionarme, ante una escultura, una pintura un gótico o cualquier monumento, pero pensar que hay tanto sufrimiento humano, guerras, refugiados, hectareas de bosques que cada año son quemados y que estemos tan acostumbrados a esas noticias, que estemos inmunes a ellas, en cambio se quema Notre Dame y en menos de 24 h millones de € recaudados. Para mí es un postureo más de esa hipocrita sociedad, amar el arte, es aceptar también que se a quemado y quedará en la historia, pero dejar morir a humanos o a la naturaleza es de mucho ego humano y para mí no es mezclar churros con merinas. Grácias

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.