Leonardo Padura. Él es cubano y ha elegido no salir de Cuba y la Habana tiene un malecón.Libros inacabados. «Agua por todas partes».

Este esperpento de libro, agua por todas partes, de Leonardo Padura,  viene aquí por consideración de los posibles 20 euros que se vayan a gastar mis sufridos/as lectores/as.

Colección de  artículos de Padura en la que nos enteramos de que: él es cubano, vive en Cuba porque ha elegido vivir en Cuba. Él es cubano. Vive  en Cuba porque ha elegido vivir en Cuba. Repítase la frase cinco veces por página. También de que: Cuba tiene en la Habana un malecón. Repítase la frase tres o cuatro veces por capítulo.  También nos enteramos de que, como él es cubano y ha elegido vivir en Cuba, no ha elegido no vivir en Cuba. Que el malecón  de la Habana es muy importante porque él, que es cubano ha elegido vivir en Cuba y pasea por el malecón. Ah, y en la página 124 nos enteramos de que: él, “insufló el espíritu divino” a Mario Conde, el personaje que se inventó y que es cubano, ve el malecón y vive en la Habana.

Entre el malecón, su cubanía intachable, su insuflar espíritu divino a los personajes y la repetición desde la altura moral con la que nos contempla a todos los que no somos cubanos, o sí, y no tenemos malecón, y no insuflamos espíritus divinos porque bastante tenemos con respirar nosotros, comprenderán ustedes que yo haya optado por leer libros que no se escriban desde un pedestal de pedantería insufrible, en estilo repetitivo y con una egolatría que ni la Pantoja bailando por sevillanas.

Literariamente sin interés alguno. Es un ejercicio de yo yo.

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Libros Inacabados. Guarda el enlace permanente.