Vidas mal contadas: Hillesum, Kolmar y Némirovsky según Mercedes Monmany. ” Ya sabes que volveré”. Libros inacabados.

Ya sabes que volveré de Mercedes Monmany , que pretende reflejar las vidas truncadas de Etty Hillesum, Gertrud Kolmar e Irene Némirovsky, bajo la Shoah, es un pastiche. Y me explicaré.

De la primera apenas hay información y Monmany la mezcla de forma apresurada con datos ya conocidos por los lectores/as sobre la época. Se nos repite en exceso los hechos que ya sabemos, la noche de los cristales rotos, la solución final, etc. Se reiteran actos también conocidos por otros historiadores del periodo: pogromos, arrestos, prohibiciones etc.  En medio aparece esta escritora- y llamarla escritora es un eufemismo, porque estaba en vías de serlo-, y se nos malcuenta su historia. Se nos malcuenta porque se pretende sublimarla desde el punto de vista religioso, hasta el punto de asemejarla a visionaria y Santa. Yo no sé si esta criatura hubiera llegado  a ser una excelente escritora pero de los pocos datos que se dan de ella ninguno me lo augura: no tuvo tiempo para ello, lamentablemente. Lo que sí creo es que aludir a la santidad excede de las limitaciones que debe imponerse cualquier historiador serio.

Con Gertrude Kolmar tenemos más” suerte”, porque tiene más obra recogida. Lo curioso es cómo esta en la versión de Monmany se agavilla para darla fuera de contexto y continuamente se hace alusión a sus relaciones con otros escritores, como si a ella hubiera que ponerla en “medio”: se podría haber analizado en profundidad su obra, que efectivamente es bastante desconocida y lo mismo los lectores/as hubiéramos llegado a alguna conclusión. Los ejemplos que cita, independientemente del dolorosísimo final de Kolmar, a mí no me permiten llegar a la conclusión de cómo fue su obra.

Debo decir además que el estilo y el lenguaje que se utiliza en este libro es absolutamente plano. Sin la menor amenidad para el lector interesado. De estilo muy pobre tanto en léxico como en planteamiento de cada capítulo. Plagado de reiteraciones, citas de otros que no aluden muchas veces a las biografiadas sino a la situación del momento.

No he leído el capítulo dedicado a Nemirovsky. Y no lo voy a leer. Me bastan estos dos para No recomendar el libro.

Lástima de tiempo –el mío- perdido.

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Libros Inacabados. Guarda el enlace permanente.