Ida Vitale. Los no poemas. Libros inacabados.

Fui hace unos meses al homenaje que se ofreció a Ida Vitale en la librería Rafael Alberti por su premio Cervantes de 2018.  Me pareció entrañable, muy inteligente, cultísima y muy cercana, muy divertida. Me encantó. Me acerqué al final para que me firmara un libro-compré tres suyos- y me hizo una dedicatoria sencilla.  Afortunadamente nadie sacó fotos de eso porque yo no uso a la gente para sacarme fotos con ella. Simplemente quería decirle que me había encantado la charla y que me firmara. Y me fui porque había una cola de más de cincuenta personas.

Leí después uno de sus libros, el de animales y plantas, que me traje, y me agradó, aunque dije que había artículos que me parecían “postizos”, como hechos porque algo había que decir. Pero el libro en su conjunto me dejó buen sabor de boca.

 

Todo lo contrario que su Poesía Reunida, que es el segundo que me traje y del que no he leído más que hasta la página 118.

Vitale escribe textos de corte existencial. Abstracto. Simbólico. Relata, narra, cuenta. Pero no escribe Poemas. Sus textos no tienen ritmo, ni cadencia, ni armonía. Expresan ideas genéricas que no afectan al sujeto poético. No expresan el mundo, ni lo apresan: testifican. Son textos notariales. Y lo más grave es que además, de lo que llevo leído, adolecen de fallas graves en el lenguaje poético: por ejemplo abundan las cacofonías,  las repeticiones innecesarias, las palabras más propias de un relato que de un Poema.

 

Yo entiendo que esto que escribo suene como una blasfemia, pero en mi opinión el género  poético y la prosa son géneros que tienen una estructura, una forma y unos recursos completamente distintos.  Los textos de Ida Vitales podrían escribirse perfectamente en párrafos de un cuento o una estampa breve y serían dignos de leerse. Si los hacemos pasar por Poemas estamos perdiendo la capacidad de análisis y de crítica: unos por ignorancia, otros por mirar a otro lado.

 

Y yo no miro a otro lado.  Por eso no les recomiendo el libro y lo dejo sin terminar, aunque ella como persona me parece un encanto.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Libros Inacabados. Guarda el enlace permanente.