Ir más lejos. Apuntes de lectura. Espiritualidad.

Dice N. Boulanger que lo importante es el entusiasmo. Lo afirma Brendel también, lo confirma Műsil y Zagajewski le cita.


Otros artistas escriben o hablan acerca de ese «ir más lejos» en la creación. San Juan habla de lo inefable, Rosa Chacel de lo indecible, Virginia Woolf del «estado de ánimo» que no le deja hacer otra cosa que escribir como en un «rapto» que la deja luego agotada y sin fuerza.
Viviendo como vivimos y en el mundo que vivimos, leer sobre la sensación de «espiritualidad» o llámese como se quiera a la hora del acto creativo, puede sonar hasta sospechoso.
Cuando nos estimulan a pensar que lo importante es «llegar», tener «éxito», vender tu obra por miles, sea del tipo que sea, llegan «estos» y todos hablan de la necesidad de ir más lejos.
Vienen de épocas distintas, de formas distintas; es Van Gogh diciéndole a Theo que está entusiasmado porque por fin «siento el cuadro dentro de mí»- no cito literal-. Es María Zambrano escribiendo sobre la necesidad de prestar toda la atención al «ser», para poder rodear la esencia de la palabra.
Me pregunto si no sería hora de los silencios y el entusiasmo, en vez del ruido y el vacío del pensamiento que tanto daño hace. Nos hace. A creadores y a receptores.
Me pregunto si no sería hora de dignificar ese sentido espiritual- no lo escribo en sentido religioso- de ir más lejos de nosotros mismos al crear.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos, Teoría Literaria. Guarda el enlace permanente.