Hacia un arte distinto. – Reflexión breve.

 

Leer es ahora necesario. Quiero decir, mucho más necesario que nunca. Hace unos días leí unas declaraciones de un editor que decía que lo que se necesitaban eran “libros de evasión”.

Siento decir que estoy en radical desacuerdo.

Necesitamos comprender el tiempo que vivimos. Necesitamos imaginación, entusiasmo y sobre todo reflexión. Por mucho que nos queramos evadir, la realidad es otra. Evadirse de ella es huir hacia delante y darnos el topetazo contra un muro.

Necesitamos los libros y cuidado: no estoy diciendo que necesitemos libros “sobre el Coronavirus”. No. Esos libros se escribirán y serán –la mayoría- malos libros. Escritos a toda prisa o encargados por las grandes editoriales de siempre a autores “consagrados para llenar los nuevos best seller de mala literatura que de réditos en ventas.

No me refiero a eso. Me refiero a que necesitamos leer libros que nos ayuden a pensarnos. A repensarnos. A tomar conciencia no solo de dónde estamos y porqué, sino de dónde venimos.

Necesitamos un Renacimiento no solo literario, sino Cultural, que trascienda el hoy para llegar al mañana. Que transforme valores, creencias, actitudes, políticas y economías.

Necesitamos gentes que aporten luz y no melodramas. Necesitamos exigir desde nuestra actitud de escritores, de artistas, un camino a una nueva espiritualidad del ser. Y no hablo de religión: hablo del interior del Ser Humano. Hablo de exigir a través de nuevas actitudes, actitudes nuevas a la ciudadanía. Hablo de ir más allá y más lejos. Hablo de ser responsables hasta la última raíz de nosotros de lo que escribimos. De lo que creamos. Hablo de no aceptar un mundo de evasión en tanto que creadores.

 

No  nos debemos a “un público”. Nos debemos a nosotros mismos. A nuestra conciencia ética.  No tenemos derecho a seguir alimentando la hidra del “consume y no pienses”; porque con ellos alimentamos la esclavitud. Porque un pueblo, un país una Tierra que no piensa, es esclava. De la ignorancia pero también de toda clase de tiranías que quieran imponerla.

 

Y yo no estoy dispuesta a participar ni del libro lacrimógeno sobre nuestros tiempos, ni del arte vacuo, ni de la evasión, ni de la esclavitud.

 

 

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Arte, Literarismos. Guarda el enlace permanente.