La ciudad y el tiempo en Wolfe. Nota breve.

Escribe Wolfe sobre la ciudad. Sobre el tiempo. Sobre la diferencia entre el “tiempo de la ciudad” y el tiempo de la persona. Las ciudades tienen su propio tiempo, nos dice, y yo-él- no soy de ese tiempo.

Esa extrañeza. Esa sensación de estar siempre huyendo para encontrar algo. Esa morosidad describiendo el espíritu de la ciudad para luego detenerse y decirnos que ese espíritu no son los que la habitan sino el eco del tiempo.

Tengo continuamente la impresión de alguien que me habla al oído, en susurro, al lado de una taza de café. Alguien que viene de lejos pero que ha dado con quien sabe escucharle, yo.

Es tan necesario leer ahora libros así…

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.