Maneras de ser. Escritores y lecturas. Heine y Ramón Andrés.

Mientras leo distintos autores reflexiono sobre su obra y sus maneras de estar en el mundo.

Un escritor se ríe de sus males y de sus equívocos. En tiempos de hoy será difícil leerlo. Lo sencillo es reírse de los males de los demás y  zaherir sus tropiezos.

Heine se reía. Se reía de él y de sus catástrofes, de sus ideas de grandeza y de las de su madre, y lo cuenta. Y por ello puede contar la sociedad de su tiempo y hablar de costumbres, con esa ironía fina que tuvo.

Cuánto se echa de menos esa manera de ser.

Otro escritor, Ramón Andrés, este actual, un filósofo, nos habla, escribe de Grandeza. Del espíritu, de la necesidad interior de encontrarse. Y nos explica con palabras sencillas cómo la música es un consuelo para el corazón desde los tiempos de las cuevas. Y, contándolo, puede hablar al corazón humano de Silencio y de Esencialidad.

Porque le importa a él como persona y nos lo transmite a los demás. Labor de magisterio se llama.

Cuánta falta nos hace esta manera de ser.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.