Breve nota sobre «los cuadernos perdidos de Japón» de Patricia Almarcegui.

Objetivamente el libro de Patricia Almarcegui «cuadernos perdidos de Japón«, que edita Candaya, es un conjunto de anotaciones dispersas más bien reflexivas sobre sus impresiones de este país, al que une para acompañar sus propias reflexiones textos de autores nativos e ideas de artistas acerca de aquel.

No es objetivamente un diario porque de muchos de esos textos no hay datación alguna. Es más bien un conjunto de reflexiones, apoyadas en una amplia y muy meritoria labor de investigación de la que se da cuenta en la bibliografía final.Subjetivamente, es decir, desde mi posición de lectora, a mí me ha decepcionado un poco al no encontrar una hilazón argumental entre unos textos y otros. Cada texto es autónomo en sí mismo y requiere del lector/a cambiar – por decirlo así- de registro a cada paso. Con ello también subjetivamente yo tengo la sensación de textos dispersos entre sí.De la autora leí un libro anterior, «una viajera por Asia Central» del que dije en su momento cuánto me había gustado. Lamento decir que en esta ocasión no es así.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.