Resumen literario de un año atípico, y un breve consejo que puede no seguirse.

Como comprobarán mis posibles lectores, este año no hay lista de libros que mas me han gustado de los que he leído. Ha sido un año atípico.

Tanto es así que, este blog también ha cambiado la forma de funcionar. Prefiero comentar distintos temas sobre Cultura en general, e incluso a veces sobre otras cosas, que lleven a pensar a quien lee. Si les apetece, claro. Hay reseñas, a veces, pero no siempre. Y esto es así porque leo de otra manera. Leo despacio, sin agobio ni prisa; leo libros que no terminaré en un año, tomo notas y a veces las publico aquí.

La pandemia también me ha cambiado el ritmo de lectura: ya no me apetece nada leer “porque acaba de sacar libro” quien sea: porque muchas veces ese “quien sea” no me interesa absolutamente nada. Creo que es hora de leer lo que me interesa leer realmente. Y lo que me interesa leer es lo que me suma, lo que me aporta, lo que me hace reflexionar y aprender.

Estoy absolutamente harta de éxitos de un cuarto de hora; de modas, de zafarranchos editoriales para promocionar libros que, dentro de medio año, se venderán a saldo.  Y además…

Además, no tengo tiempo para perderlo en “más de lo mismo”. Quizá es un defecto pero he leído desde que tenía tres años y muchísimas veces leyendo algo u hojeando algo que pasa por “novedad original”, me parece un vulgar remedo de libros que leí hace más de treinta años. Además de esto, sinceramente, hay muchísimos temas que “hacen furor” y que a mí me traen al fresco. Y sobre todo: tengo 61 años y tengo más pasado que futuro: eso quiere decir que mi futuro lector no va a permitirse perder el tiempo con libros inanes.

Puede que no se entienda. Me sobra conque se respete.

Un consejo para el 22: leed a Galdós en vez de escribir tanto sobre él sin haberlo leído. Leed a Chateaubriand, a Zweig, a Montaigne, a Zambrano-a quien yo estoy leyendo ahora con más profundidad, atención y respeto que a mis veinte años-, leed a Rosa Chacel, a Virginia Woolf, a Carmen Conde, a Alfonsina Storni, a Gabriela Mistral, a Miguel Ángel Asturias, a la Gaite, a Valle Inclán, a Frederí Mistral, a Ana María Matute.

No están en las listas de éxitos del mes, pero tenéis para toda una vida.

 

Que el 2022 nos traiga lecturas atentas, sin prisa y con amor por los libros.

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Resumen literario de un año atípico, y un breve consejo que puede no seguirse.

  1. Carmen Dorado dijo:

    Gracias, Alena, por tu sinceridad. Yo también leo así, sin presiones editoriales. Vamos, a mi aire.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.