Javier Vásconez, los reflejos del recuerdo. “El coleccionista de sombras”.

Termino de leer El Coleccionista de Sombras, de Javier Vásconez.  Editado por  Pre-Textos. Un excelente libro.  En realidad, lo que menos importa es “lo que cuenta”; la corrupción y el caciquismo de una ciudad en Ecuador, la figura del Conde como cacique de corruptelas, los lacayos y sicarios que le asisten, el amor del protagonista por Denisse,  Todo eso es un aparataje de estructura hilvanada pero muy levemente.

Lo que importa es cómo Vásconez relata una atmósfera crepuscular a través de retazos de memoria y que incluso podrían ser recuerdos inventados , juegos de imaginación, colecciones, sí, de sombras en un ambiente entre onírico y fantasmagórico donde todo podría ser o nada podría haber sucedido.

En parte, sí rescata situaciones autobiográficas, pero no son importantes en sí mismas, sino en lo que añaden a la novela de tono alucinado , de fantasmagoría- el relato del manicomio-, y de tristeza.

El final es así. Tan delicadamente sombra que el lector se pregunta si en esa colección no se habrá integrado él también, para formar parte mediante la lectura de ese mundo tan especial que acaba de leer.

Un libro muy recomendable.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.