Cinco Variaciones sobre política

Alguna reflexión sin más interés que ser una opinión personal, sobre política, por eso aparece en la sección «dando el espectáculo.

Uno.   El infinito cansancio de la política a corto plazo. De la política pensando en qué me dará más votos o qué votos le puedo restar al adversario-que, de paso, considero no adversario sino enemigo-  o comprobar que la gente no importa a nadie.

Dos. El hartazgo del mamoneo de votos. Yo te voto si tú me das, yo te voto si me sirve para que los míos piensen bien de mí.

Tres. El hartazgo de la absoluta falta de inteligencia en cualquier debate político. Del insulto como lema. De la descalificación como bandera. No hace falta escuchar una sesión en el Congreso o en un Ayuntamiento: ya sabemos lo que van a decir en cada discurso. De esa falta de sentido de lo dicho, la vacuidad de las palabras, la estupidez de las mentiras.

Cuatro. El rechazo completo a expresiones como “la gente lo que quiere es”. Deben ser adivinos. Meterse en los cerebros de cada españolito y saberlo.

Y cinco: la constatación de que no nos merecen. Ni el sueldo que cobran ni nuestra consideración.

A esto que tenemos, lo llaman democracia. Lo será, pero es una democracia para idiotas.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Dando el Espectáculo. Guarda el enlace permanente.