La bofetada.

En la noche de los Oscar, que yo no vi porque a esas horas ya estoy en la cama intentando dormirme aunque a veces no lo consiga, Willy Smith le soltó una bofetada a un tal Rock, que parece que es un cómico conocidísimo en Estados Unidos, y del que yo, dicho sea de paso, no sabía de su existencia. El cómico por lo visto, junto a otras tres  mujeres, presentaba la “gala”.

Por lo que he visto, la bofetada se la llevó porque a Smith se le cruzaron un par de cables después de que el presunto cómico hiciera un chiste sobre la calvicie de su mujer. Que es calva porque tiene alopecia, y que, por lo visto también todo el mundo sabía de antemano.

Se ha liado una gordísima y a Smith le han acusado de violento, de machista, de temerario, de cobarde.

Al cómico, ni palabrita. De hecho, cuando volvió a su espectáculo-creo que tiene uno semanal o algo así- el público le ovacionó.

Una-yo- saca la conclusión de que te puedes reír de cualquier cosa incluidas enfermedades, sin que pase absolutamente nada, y si el marido suelta un sopapo es un machista.

Y se queda todo el mundo tan contento.

Y yo creo que estamos perdiendo el oremus.

Da miedito salir a la calle a una presentación: vaya a ser que hayan contratado a un cómico y te suelte un chiste -me suelte- algo sobre mi cojera, se levante mi hermano, le suelte una colleja, acusen a mi hermano de violento y machista y se ría todo el público del chiste que han hecho sobre mi cojera, y encima aplaudan al cómico.

Yo, con ese tipo de gente no iría ni a la puerta de la calle.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Cinema Paradiso, Dando el Espectáculo. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La bofetada.

  1. Carmen Sogo dijo:

    Y por si fuera poco el cómico había sido amante de la mujer, estando ya casada, y rompieron de mala manera. Un culebrón en el que es mejor no tomar partido. Pero el chiste de muy mal gusto como casi todos los de gala.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.