Picoteos o píldoras de lectura.

Leo sin la menor intención de hacer reseñas, leo picoteando, porque me apetece , leo sin prisa alguna: tomo un libro y leo diez, quince páginas, subrayo algún párrafo, pongo un marca páginas para saber por dónde voy y lo dejo y avanzo en otro; ni idea de cuándo lo terminaré. Leo según estado de ánimo, curiosidad,  apetencia del momento.

Ayer me sonreí encantada con Brittain, antes de ayer…no, hará unos cinco o seis días , marqué todo un capítulo de Alex Chico, el “trece”, de su “los nombres impares” : qué cómplice me siento con ese capítulo…

Leo las entrevistas en Acantilado a diferentes autores, y me deja pensando que casi es más interesante quien  entrevista a Pasternak que el propio autor que me parece un tanto mojigato.

Tener que llegar a mi edad para recuperar la forma de leer de mis veinte años.  A saber cuándo acabaré estos libros. Dejé a Clemot en reposo-“ Fiume”- porque de pronto me desconecté. Bien, bueno, es un buen libro pero ahora no me apetece.  Y saber que no pasa nada, que da igual que no me apetezca.  El caso es leer como me gusta. Por ejemplo, esa frase tan bella de Alex Chico : “la poesía es un género que no necesita respuesta”, o esta delicia de Brittain : hablando de gente mediocre o con talento : “ Lo que se me antoja realmente extraordinario no es que el residuo anónimo produzca la mitad del total del talento humano , sino que quienes forman parte de esa mitad  logren emerger de la negrura más absoluta”.

Ventajas de leer así, sin trabas.  Allá cada uno si le interesa o no: a mí me divierte.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Picoteos o píldoras de lectura.

  1. Milagros Diaz-Miguel Iglesias dijo:

    El caso es leer.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.