Hallar gemas.

Leo a Wiesenthal escribir que comprender la Belleza es acercarse al conocimiento. Pero, para comprender hay, habría, que hacer un ejercicio de humildad.

  No se comprender desde la autosuficiencia. Habría que entrar con sencillez , con pureza, en aquello que se nos muestra. Abrir no solo la mente, lo racional, lo que ya “podemos saber sobre”, sino el corazón; dejarnos “encarnar” por la Belleza para entenderla desde el interior.

 

Después de pensar esto, pienso en mi propio dudar. El largo camino de vueltas y recovecos que lleva al interior, a mi interior.  Cuando se plantean estas dudas en público , en general me asaltan con “certezas exteriores”.

 

Y no. Yo no hablo de esto. El exterior, en todo caso, al menos para mí, es un lugar ajeno, o accesorio, un lugar, si se quiere, en el que plantear preguntas . Porque yo no tengo certezas: solo me busco. Y quizá en el camino- porque lo importante , creo es el camino, la búsqueda, y no la @meta”, que quizá nos alcance ella al morirnos-, digo, quizá en el camino ir hallando vestigios, gemas, perlas de Belleza y, a través de ella, de conocimiento interior. Quizá sean esas perlas lo único que merezca la pena transmitirse de nuestras pequeñas vidas.

 

No lo sé.

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Arte, De mi diario personal. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Hallar gemas.

  1. Sandra dijo:

    El camino a Ítaca es lo importante, sin duda!

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.